Extorsión por Derecho de piso o protección.


Narco y asaltos con violencia, lo que más temor causa a mexicanos

Los pagos “por derecho de piso o protección” son un secreto a voces en varios estados de la república y la mayoría de ellos no quieren hablar con las autoridades por temor a represalias. Comerciantes, restauranteros, industriales o profesionistas, han tenido que doblegarse a las amenazas y cumplir con estos pagos ilícitos que buscan obtener de sus víctimas un porcentaje de sus ganancias o ingresos.

Muertes, golpizas y amenazas son el escenario de estos cobros ilícitos que realiza el crimen organizado (narcotráfico), es un fenómeno que se extiende por todo del país y afecta a miles de víctimas, según admiten los empresarios y especialistas.

Esta modalidad de extorsión surge prácticamente de la guerra del Estado con el narcotráfico, se emplea para intimidar a dueños de negocios o empresas, pero a diferencia de otras modalidades de extorsión esta es presencial, creando un ambiente de terror.

Quienes no han aceptado la entrega de lo que también se llama “pago de cuota” se ven obligados a cerrar sus negocios, empresas o incluso a emigrar por la falta de protección y la vulnerabilidad que vive la sociedad mexicana.

El modus operandi de estos delincuentes es similar en la mayoría de los casos, primeramente contactan al dueño del negocio y lo amenazan con agresiones a el o a sus familiares y daños a sus establecimientos si no cumplen con sus pagos, ofreciéndoles a cambio su protección.

EXTORSIÓN.- Los delincuentes fijan el pago exigido a la víctima sin considerar su profesión, ocupación o condición social. Se produce casi siempre una sola vez contra un empresario, comerciante, profesionista, empleados, amas de casa y casi cualquier persona.

DERECHO DE PISO.- Las víctimas son comerciantes semifijos o ambulantes, en especial tianguistas que pueden dedicarse a la venta de mercancía legal o a la “piratería”. Se prolonga indefinidamente en el tiempo.

VENTA DE PROTECCIÓN.- Grupos criminales hacen víctima a comercios, restaurantes, empresas en forma permanente. Siempre se hace bajo un promedio. Incluso, llegan a quedarse con la propiedad de los negocios si resulta rentable para ellos, para lo cual cuentan con notarios, contadores y abogados.

DERECHO DE PISO O LA VENTA DE PROTECCIÓN.- Tienen la particularidad de que la víctima no puede acudir a la Policía, pues ésta tiene nexos o relaciones con el narco y el peligro de denunciar es mayor que el de pagar.

DAÑOS.- El Estado pierde autoridad al no cumplir con su obligación de proteger a los ciudadanos y se ve suplantado en su función de recaudar impuestos para sus fines.

BENEFICIOS A LA DELINCUENCIA.- Los ingresos que obtiene el narco por esta ilícita actividad les permite principalmente cubrir gastos de mantenimiento de sus “ejércitos de sicarios” y pagos a policías corruptos.

Lo único que me queda decir, es que el crimen organizado ya le gano el terreno al Estado para en cobro de derecho de piso y protección, se dan cuenta lo irónico que resulta que el crimen organizado se pare en tu negocio para “ofrecerte protección” mientras las autoridades de Seguridad Publica ni te conocen.

Saludos cordiales.

Mario Meneses

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s