Averiguación Previa.



AVERIGUACIÓN PREVIA.
I. Concepto
Existen diversas definiciones acerca de lo que debe entenderse por averiguación previa, algunas de ellas, la consideran como una fase del procedimiento penal federal, y en un sentido material, la contemplan simple y llanamente como un expediente.
Respecto al primer sentido de este concepto César Augusto Osorio y Nieto manifiesta que la averiguación previa constituye “…la etapa procedimental durante la cual el órgano investigador realiza todas aquellas diligencias necesarias para conocer la verdad histórica de un hecho posiblemente delictivo y en su caso comprobar o no, el cuerpo del delito y la probable responsabilidad y optar por el ejercicio o abstención de la acción penal”1.

Por lo que hace a su definición como expediente, simplemente cabe decir que siendo un documento en el que prevalece la forma escrita, deberá contener todas y cada una de las actuaciones que realice el Agente del Ministerio Público Federal, en su función investigadora, que le permitirán resolver posteriormente, si realiza o no la consignación ante el Juez de Distrito correspondiente.

Previo a la Reforma Constitucional de Seguridad y Justicia de 2008, el concepto de averiguación previa se encontraba contemplado en el artículo 20 Constitucional, apartado A relativo a las garantías del inculpado, que establecía en el párrafo cuarto de la fracción X, que las garantías previstas en las fracciones I, V, VII y IX, deberían de ser observadas durante la averiguación previa. Por su parte, el apartado B, relativo a las garantías de la víctima en su fracción segunda, contemplaba las garantías de la víctima u ofendido para coadyuvar con el Ministerio Público, así como el hecho de que todos los datos o elementos de prueba con los que contara fueran recibidos por la autoridad y se desahogaran, no sólo durante el proceso, sino también durante la etapa anterior, esto es, durante la averiguación previa.

Actualmente el concepto de averiguación previa ya no se encuentra contenido expresamente en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, considerando que fue reformado el artículo 20 Constitucional, sin embargo, en el ámbito procesal penal federal, aún no entran en vigor estas disposiciones sino hasta que se implemente el sistema procesal penal acusatorio. Aunado a esto, es la ley procesal penal federal la que denomina a esta etapa con ese nombre en su artículo 2º del Código Federal de Procedimientos Penales.

De ahí que autores como Fernando Arilla Bas, consideraran correcto denominarla como periodo de preparación del ejercicio de la acción penal.

En realidad, la denominación de esta etapa carece de importancia práctica, puesto que se encuentra debidamente reglamentada y desarrollada por la legislación procesal penal federal, lo que permite que el AMPF y sus auxiliares, llevan a cabo investigaciones que le permitan reunir los elementos de prueba necesarios para acreditar, en los casos concretos, los supuestos relativos al cuerpo del delito y la probable responsabilidad del inculpado.

1 Osorio y Nieto, César Augusto, La Averiguación Previa, 20ª Ed., México, Editorial Porrúa, 2010, p. 5.

Fuente: Héctor Carreón Perea

  • Secretario del Consejo Directivo del INEPPA-México
  • Profesor-Investigador en Ciencias Jurídico-Penales y Política Criminal.

Descarga: LA AVERIGUACIÓN PREVIA EN EL PROCEDIMIENTO PENAL FEDERAL VIGENTE

Saludos

Mario Meneses

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s