Legislación en #SeguridadPrivada | Mundo Ejecutivo


Legislación en seguridad privada

La seguridad no es cuestión de juego; implica a profesionales, así que es urgente insistir en que sólo las empresas capacitadas de seguridad privada puedan prestar estos servicios

ALEJANDRO DESFASSIAUX*

Últimamente se ha hablado mucho sobre legislación, capacitación y certificación en la seguridad privada, algunas veces subrayando su importancia y otras destacando la falta de dichas medidas en las corporaciones.

Si miramos hacia atrás, nos daremos cuenta que es una problemática que surgió a la par del sector, desde los primeros intentos en los años 40 hasta el primer ensayo, sin policías bancarias ni públicas, en los 70.

Pero no fue hasta la década de los 80 que comenzó una mayor demanda de seguridad privada por parte de empresarios. Ya en los 90 se creó el Consejo Nacional de Seguridad Privada, A.C., con el propósito de afinar la certificación y profesionalización del sector; coadyuvar con las autoridades a la legislación
del mismo, ante la proliferación de empresas patito, y certificar a sus agremiados bajo estrictos controles de calidad.

Y ya que mencionamos el hecho de legislar, recordemos que es el conjunto de leyes que regulan una actividad, lo cual es indispensable en el campo de la seguridad privada.

Por ello, aunque reconocemos la labor que ha realizado a lo largo de los años la Dirección General de Seguridad Privada, de la Comisión Nacional de Seguridad, es necesario que también se exija a las autoridades locales reconocer a las federales como máximos mandos y colaborar a que, a nivel local, no proliferen las empresas no profesionales, que bajo el efecto cucaracha van mudándose de ciudad o estado sin el debido control.

El mal que genera este tipo de empresas afecta a un sinfín de sectores: a la sociedad en general, porque no la protege, sino al contrario, la vuelve más vulnerable ante personal poco calificado o con nula capacitación; al personal, porque no solamente arriesga su integridad, sino también lo expone a ser corruptible ante los bajos e inconstantes salarios que perciben y la negación de prestaciones; al sector, porque se genera una competencia desleal, ya que al no pagar impuestos ni ser empresas reguladas por la ley, omiten muchas de sus obligaciones con los empleados, el IMSS, el ISSSTE, las secretarías de Hacienda y del Trabajo y Prevención Social, entre otros actores, lo cual les permite abaratar notablemente sus costos; a las autoridades, porque evaden sus obligaciones con ellas al cambiar con frecuencia de razón social, domicilio y entidad.

Por ello, como profesionales del sector, exigimos un alto a la irregularidad de estas organizaciones, pues han proliferado de tal manera que no se sabe a ciencia cierta cuántas son. Y es alarmante que si se calcula un universo de tres a cuatro mil empresas legalizadas, por las informarles este universo puede crecer hasta diez mil o más.

Es lógico que la inversión en ellas sea mayor, pues al ser empresas legalmente constituidas deben cubrir mayores gastos de operación e inversiones, en los que obviamente están los correspondientes a su recurso humano, sus procedimientos, equipos e innovaciones tecnológicas.

Una empresa profesional, entre otros puntos, siempre deposita a tiempo y ofrece prestaciones, capacitación constante, uniformes, herramientas y certificación a su personal, paga impuestos, cuenta con los permisos correspondientes para operar y para que sus elementos porten armas e invierte en tecnología. Así que no es justo que los improvisados y poco profesionales compitan deslealmente con los profesionales en el sector y que pongan en riesgo a empresarios y ciudadanos.

Ya contamos con una legislación, ahora sólo falta afinarla y, sobre todo, ejercerla adecuadamente, para bien de todos los mexicanos.

Presidente de Grupo Multisistemas de Seguridad Industrial
cnac@multisistemas.com.mx
www.multisistemas.com

Fuente: mundoejecutivo.com.mx

Saludos

@MarioMeneses_

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s