EL 8 de mayo, el Día Mundial de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja.


Declaración conjunta, Tadateru Konoé, presidente de la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, y Peter Maurer, presidente del CICR

En todo el mundo, las crisis son cada vez más complejas y las necesidades humanitarias adquieren grandes proporciones. El conflicto armado, las situaciones de violencia y el cambio climático destruyen cada vez más la vida de muchas personas, y cuando se producen desastres naturales, estos son cada vez más graves y numerosos.

Ante la nueva dinámica compleja que se instaura durante los desastres naturales, los conflictos y las manifestaciones de violencia, el trabajo de los voluntarios y los funcionarios de las organizaciones de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja es más importante que nunca.

Hoy 8 de mayo, el Día Mundial de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, reconocemos la increíble contribución y los logros de los millones de voluntarios y funcionarios de todo el mundo que cumplen nuestro compromiso con la humanidad todos los días.

Como presidentes, observamos las repercusiones increíbles que obtienen cada día los trabajadores de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja de todo el mundo en las comunidades grandes y pequeñas. Es una lección de humildad.

De Siria a Somalia, y de Nepal a Nigeria, se comprueba la valentía de esos voluntarios y funcionarios, a menudo poniendo en peligro sus propias vidas para ayudar a las personas necesitadas y a veces ofreciendo el último sacrificio en el cumplimiento de sus deberes humanitarios. Estamos orgullosos y agradecidos por su trabajo que salva y transforma vidas, incluso en las circunstancias más peligrosas y difíciles, y por el cambio positivo que están logrando en todo el mundo.

Desde los días de su fundador, Henry Dunant, la historia del Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja ha sido un ejemplo de colaboración. La solución de las difíciles cuestiones humanitarias que se plantean al mundo no se encuentra solo en las organizaciones. Radica también en las personas que trabajan en conjunto, impulsadas por la determinación y la exaltación de aliviar el sufrimiento humano. En el Movimiento. En ti.

Los voluntarios y funcionarios de las organizaciones de la Cruz Roja y la Media Luna Roja recorren el último tramo para cerciorarse de que nadie se quede atrás. Acompañan a las personas en los primeros pasos de su recuperación. Su función es esencial para prestar asistencia urgente que permite salvar vidas, así como trabajar con las comunidades para ayudarlas a recuperarse, y a ganar en seguridad, fortaleza y resiliencia ante las crisis futuras.

En lugares afectados por conflictos y desastre, los voluntarios y el personal se adaptan y encuentran maneras creativas e innovadoras de asistir a las personas necesitadas y ayudarlas a enfrentar esos retos.

Los voluntarios y funcionarios de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja se basan en soluciones locales para satisfacer las necesidades de las personas vulnerables, quienesquiera que sean, dondequiera que estén, y para lo que necesiten. Están realmente arraigados en la comunidad local, pues viven allí, trabajan allí, entienden su cultura, sus idiomas y sus necesidades, y están mejor situados para acertar soluciones locales con el apoyo de los miembros de la red mundial de la Cruz Roja y la Media Luna Roja.

Se ha observado al personal y los voluntarios de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja dirigiendo una granja de serpientes para educar al público sobre los ofidios y extraer de ellos el antídoto que permite tratar sus mordeduras; se los ha visto formar equipos de baloncesto en silla de ruedas, para dar un sentido de propósito y de comunidad a las víctimas de las minas terrestres; se los ha visto usando perros en las terapias para traer consuelo y sonrisas a personas marginadas, socialmente excluidas y solitarias. Obviamente, también trabajan en los ámbitos que ya se dan por sentado: primeros auxilios, servicios de ambulancia, donación de sangre y servicios de emergencia.

Es necesario reconocer a cada uno de esos voluntarios y funcionarios que, sin ellos, el Movimiento no podría conseguir un gran cambio positivo en la vida de las personas en todo el mundo. El Día Mundial de la Cruz Roja y la Media Luna Roja es su día; les felicitamos y les damos las gracias.

Fuente: Comite Internacional de la Cruz Roja

Saludos

Mario Meneses

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s