De la #seguridad buena  a la excelente. 


alberto-ray-web_img_200x236

ALBERTO RAY, CONSULTOR EN SEGURIDAD Y ANÁLISIS ESTRATÉGICO DE RIESGOS

De la seguridad buena a la excelente

Si bien la primera responsabilidad de un gerente de seguridad es evitar que se materialicen pérdidas en su organización, no es menos cierto que los niveles de inseguridad que se viven en Venezuela son, desde cualquier punto de vista, superlativamente altos. Toda acción de prevención, protección o contención frente al delito se ve rebasada con rapidez por la cantidad y calidad de amenazas que acechan al ciudadano común, a las empresas y a la vida general del país.

No se trata de justificar la inefectividad o incapacidad de la seguridad en entornos complejos; al contrario, es precisamente en ambientes inestables, complicados y llenos de incertidumbre donde la gestión de riesgos se fortalece y aprende de manera acelerada. Sin embargo, no es suficiente con hacerlo bien: la realidad exige saltar la brecha para intentar la excelencia.

Conozco decenas de profesionales de la seguridad con buena formación y experiencia que ven frustrados sus esfuerzos y carreras porque no han podido dar respuestas satisfactorias a los difíciles retos de nuestra realidad cotidiana. Y no por ello son incompetentes. Simplemente, no supieron leer el entorno y, como dice Jack Welch, expresidente de General Electric, “quien no está en la realidad queda fuera de ella y a su merced”.

Camino al éxito

Pero, ¿dónde están las claves que convierten una buena gestión de seguridad, aunque insuficiente, en otra excelente y exitosa? Recientemente, y tras mucha observación, he identificado cinco pistas que, si bien no son las únicas, ayudan a ubicarnos en una perspectiva un poco más clara. Las describo brevemente a continuación, siendo todas igualmente importantes.

  • Liderazgo y estructura. La gerencia de seguridad trasciende al gerente. Su habilidad para interactuar e involucrar a toda la organización, junto a un equipo estructurado en procesos, resulta indispensable para responder proactiva y oportunamente a la complejidad.
  • Cultura de previsión y resiliencia organizacional. El conocimiento de los riesgos, el análisis de las consecuencias, la prudencia y la preparación para escenarios de caos deben estar en la agenda de direccionamiento estratégico de la organización. La diferencia entre prever y reaccionar significa vidas, dinero, tiempo y reputación, por mencionar algunos elementos cubiertos por el paraguas de la seguridad.
  • Gerencia profesional y oportuna de los proyectos. Una parte importante de la dirección de seguridad se relaciona con el manejo de proyectos en áreas tecnológicas, de infraestructura, recursos humanos o normativos. En todos los casos se impone la disciplina, la correcta administración y la presentación en tiempo de resultados. Un gerente de seguridad profesional es también un gerente multidisciplinario de proyectos.
  • Control de la gestión y manejo cercano de indicadores. En la seguridad, la efectividad no es obvia, pues existen demasiados imponderables o elementos intangibles en consideración. De ahí que cuantas más variables puedan medirse, correlacionarse y proyectarse históricamente, mejores herramientas y criterios tendrá la gerencia para tomar decisiones y lograr sus objetivos.
  • Conexión de entorno e inteligencia situacional. Mantenerse en contacto permanente con los ámbitos que rodean la organización, tratar de entender cómo interactúan, cuáles son sus motivaciones e impactos sobre los objetivos del negocio, etc., es una función no delegable para la seguridad. Y también la capacidad de recopilar y procesar elementos del entorno y generar pronósticos fundamentados que alimenten la visión y dirección estratégicas.

Estas características, si bien son deseables más allá de la seguridad, resultan indispensables en el camino a la excelencia de la gestión de riesgos. La buena noticia es que todas ellas son desarrollables y se realimentan unas a otras.

Si usted considera que en su organización la seguridad es buena pero, aun así, no cumple cabalmente con su función de prevenir y controlar las pérdidas, pregúntese si tiene algún plan para comenzar a transitar por las claves de la excelencia.

Fuente: www.segurilatam.com

Saludos

Mario Meneses

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.