Reconstrucción de la #CDMX, por primera vez, la justicía electoral, ordena bajar del aire un programa de televisión.


El viernes 16 de diciembre, la Sala Especializada del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación tomó una resolución sin precedentes en votación dividida. Por primera vez, la justicia electoral ordena bajar del aire un programa de la televisión. Se trata de Diálogos Galileos que se venía transmitiendo en Efekto TV y que fue impugnado por Morena bajo el argumento de que era publicidad ilegal a favor de Miguel Ángel Mancera, en virtud de que su primera emisión versó sobre los sismos y la reconstrucción, teniendo como invitados al Jefe de Gobierno y al urbanista Víctor Márquez.

Diálogos Galileos es un programa de opinión con voces plurales y relevantes en sus campos para tratar temas de interés público. Como puede constatarse, en ninguno de los que fueron transmitidos se hace alusión, así sea de manera tangencial, a las elecciones ni al partido que asegura la Sala Especializada se le hizo “propaganda”, el PRD. Se grabaron ocho, siete salieron al aire y el último iba a transmitirse este lunes, pero sufrió censura previa por la decisión del tribunal, lo cual, por cierto, viola la Constitución y tratados internacionales como bien lo advirtió la magistrada María del Carmen Carrión, quien votó honrosamente en contra. Estos son los Diálogos Galileos que hasta el momento se han realizado:

1.- “Sismos y reconstrucción” con Miguel Ángel Mancera y Víctor Márquez

2.- “El TLC y la renegociación” con Luis Ernesto Derbez y Rolando Cordera

3.- “La regulación de la marihuana” con Francisco Torres Landa y Luisa Conesa

4.- “La importancia de la sociedad civil” con Martha Tagle y Juan Pardinas

5.- “Ley de Seguridad Interior” con Jorge Javier Romero y Roberto Gil

6.- “Fiscalías” con Santiago Nieto y Lisa Sánchez

7.- “Auditoría Superior de la Federación” con María Amparo Casar y Mariana Campos

8.- “Migración” con Cristina Díaz y Eunice Rendón (censurado por la SE del TEPJF)

Aquí los encuentran y pueden constatar su carácter periodístico. No creo sinceramente que a alguien después de verlos le surja el impulso de votar por el PRD si antes no lo tenía pensado, pues, como dijimos, tal partido no aparece por ningún lado. Por lo mismo, la Comisión de Quejas y Denuncias del INE rechazó acordar las medidas cautelares y extraña el alarmismo con el que dos de los magistrados de la Sala Especializada reaccionaron frente a elementos secundarios, al grado de desentenderse del contenido. Eso sí, tuvieron que absolver a Miguel Ángel Mancera, en virtud de que no encontraron en el diálogo-entrevista ningún elemento de promoción a su persona.

Y entonces, ¿qué es tan grave como para mandar acallar un programa de voces plurales sobre distintos tópicos de interés nacional? La escenografía, no es broma. Y en lugar de pedir que se corrijan los detalles gráficos equívocos y problemáticos que explicaré más adelante y, en todo caso, establecer las sanciones por su uso, como con sensatez pidió la magistrada Carrión, los otros dos magistrados, el ponente Carlos Hernández y la presidenta Gabriela Villafuerte, optaron por la censura y, algo insólito, no cerrar el expediente y abrir un incidente para pedir a la Unidad de Fiscalización del INE la cuantificación del costo del programa para establecer la máxima sanción que es hasta el doble del mismo. ¡Vaya inquina contra un programa de opinión!

Como puede verse en los videos, la escenografía es muy rústica, pero efectivamente tiene algunos elementos secundarios que pueden dar pie a la controversia. Me refiero al logo que en los primeros programas se usó en el centro de la mesa y también el que aparece de manera difusa a las espaldas de los participantes y que son muy similares al de la Agrupación Política Nacional (APN) “Iniciativa Galileos”, no así de la corriente de opinión del PRD llamada de la misma manera y que, por cierto, tiene uno muy diferente. Otro elemento que va en el mismo sentido es que el nombre del programa incluya el “Galileos”. No se necesita ser muy perspicaz para suponer que en todo esto no hay casualidad. Permítanme explicarlo, todo es corroborable.

Los Diálogos Galileos no nacieron en la Televisión, por su éxito llegaron ahí. Antes hubo 17 mesas en auditorios así llamadas y que en total contaron con 41 invitados distinguidos de distintos partidos y muchos sin partido; no pocos de estos diálogos tuvieron importante repercusión mediática. Estos diálogos fueron pensados para discutir al país desde la pluralidad y recobrar la mejor tradición de la izquierda que viene de la difusión de ideas y la promoción del debate público. El convocante de esos foros fue efectivamente Iniciativa Galileos y un servidor funge como moderador. La propuesta fue llevar el concepto a la TV y por eso se importaron los mismos elementos gráficos. No hay perversidad, ese logo no aparecerá en la boleta.

Tres argumentos se expusieron para sustentar este peligroso precedente de censurar un programa periodístico, usando como pretexto una interpretación tergiversada del modelo de comunicación política; pero ninguno se sostiene:

Uno. Como las APN pueden hacer convenios electorales con partidos, asegura la mayoría de dos magistrados que Iniciativa Galileos podría llevarlo a cabo y luego como parte del mismo eventualmente salir en spots. Si el futurismo fuera criterio deberían haber sancionado a Andrés Manuel López Obrador por campaña anticipada al salir en todos los spots de Morena desde 2015; pero no lo van a hacer.

Dos. Que al ser “dirigente renombrado” del PRD hago propaganda por mi partido simplemente por aparecer en el programa, independientemente de lo que diga. Es un argumento lamentable, pues viola los artículos primero, quinto, sexto y séptimo de la Constitución, además de convenios internacionales. Por ejercer el derecho a la asociación en un partido no se pierden otros derechos ni cabe la discriminación. Existe la libertad de trabajar en lo que a uno quiere, de expresarse y de difundir ideas, lo cual no se pierde por militar en una organización política. ¿Le van a aplicar ese criterio a Carmen Salinas cada que salga en una telenovela o a María Rojo al aparecer en una película? Actualmente no soy miembro de los órganos de dirección del PRD, pero aunque lo fuera. Eso sí, no puedo hacer propaganda electoral a favor de mi partido en tiempos comprados, contratados o adquiridos, pero reto a cualquiera a que encuentre siquiera una insinuación en ese sentido en los programas transmitidos.

Tres. Dicen que como el logo de la APN de Iniciativa Galileos aparece en la escenografía y existe una corriente de opinión con el mismo nombre en el PRD y yo soy miembro de las dos, entonces es propaganda a favor de dicho partido. Este argumento es de un barroco churrigueresco. Más del 99.99% de la gente no puede hacer esa relación y es un insulto a la inteligencia de los poquísimos que sí podrían hacerla, el pensar que por ver el logo de la APN se sientan impelidos a votar por el PRD que no es ni visto ni mencionado. Además, por definición, si el mensaje es críptico y solo para iniciados, entonces no es propaganda. Para encuadrar al PRD hicieron gala de esoterismo.

El programa vale con independencia de esos elementos secundarios polémicos y lo menos que se puede esperar de la Sala Especializada es que sean garante de los derechos y las libertades. No sobran en México programas plurales de análisis y discusión y los dos magistrados de la mayoría nunca pensaron en las audiencias. El logo de la APN y el nombre del programa son prescindibles, el diálogo con funcionarios, personalidades, académicos, intelectuales, activistas no. Tiraron al niño con el agua sucia con su draconiana resolución. Hoy la opinión pública perdió un espacio de reflexión y debate hasta que, esperemos, la Sala Superior eche abajo este atentado contra la libertad de expresión y el derecho a la información. Vamos a apelar no solo porque hay que enfrentar las injusticias sino también porque sería terrible permitir el precedente funesto de la censura, dandole la razón a los detractores del modelo de comunicación política. ¡El contenido de los programas nos absolverá!

El modelo de comunicación política está pensado para cuidar la equidad y que no sea el dinero el que determine la exposición de candidatos y plataformas. Digamos que no permite la libertad de comercio en materia de promoción electoral en medios electrónicos, pero en ningún caso atenta contra la libertad de expresión. Es muy preocupante que en la Sala Especializada no lo tengan claro, pero en los tiempos de cuotas y cuates pesa más la relación que el mérito.

Para justificar el desprecio por el contenido del programa y hacer de lo secundario lo fundamental, la presidenta Gabriela Villafuerte recurrió a lo que llamó “teoría del fruto prohibido”. Sostuvo que el problema de origen, la supuesta adquisición ilegal de tiempo en Televisión, hace que todo lo demás carezca de importancia. De poco vale lo que dijeron a los damnificados para enfrentar la catástrofe; lo que está en juego con la renegociación del TLC; lo que nos espera con la regulación para uso personal de la marihuana en California; los peligros y la ponderación de la Ley de Seguridad Interior; etc. Su consideración inicial de que se trata de “propaganda electoral del PRD” -aunque sea imperceptible para los telespectadores y que solo gracias a su incisiva agudeza pudo quedar develado- niega para el caso la vigencia de derechos y libertades de participantes y de la audiencia para avalar la censura. Discrepo de esa concepción tan alejada del garantismo, pero celebro la analogía, pues me parece muy afortunada.Los Diálogos Galileos sí son El fruto prohibido.

En la filosofía y la literatura suele identificarse al fruto prohibido ante el cual sucumbieron Adán y Eva con la tentadora libertad. Al transgredir la obediencia dogmática, los protagonistas del Génesis se arriesgaron a ser libres y depender de ellos mismos para tomar sus propias decisiones, pagando el costo de ser dejados a su suerte por la voluntad suprema que hasta ese momento los cuidaba y era responsable de ellos. Con las armas de la razón y el derecho, que no son creación divina sino convención humana, nos planteamos vencer la censura en la Sala Superior del TEPJF para que no nos quiten el placer de disfrutar el fruto prohibido de decir y escuchar lo que queramos, conquista constitucional a la que no podemos renunciar.

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.
Saludos
Mario Meneses

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.