La Protección Corporativa un tema complejo.


Protección Corporativa

Por muchos años el mercado de la protección y vigilancia ha sido manejado bajo el principio de que los policías y los militares son los únicos profesionales capaces para dedicarse al negocio de la seguridad, protección y vigilancia.

Al analizar la definición que tiene el vocablo seguridad, entendemos que la seguridad se refiere a los procesos que aseguran una cosa y como todo proceso requiere de controles.

Al ser los controles una de las funciones más importantes que debe realizar la Alta Gerencia, no se puede negar que el diseño sistémico de seguridad pueda ser administrado por gerentes. El uso de armas debe ser visto como la aplicación de una herramienta, que puede permitir acciones complementarias para el salvamento, pero no es el punto base desde el cual gira el proceso de aseguramiento de las cosas.

La Alta Gerencia es responsable del control de costos y de gastos y eventualmente de todas las inversiones que se generen para la compra e instrumentación de los sistemas de seguridad.

La instalación de sistemas de seguridad no permite un nivel óptimo de aseguramiento, a menos que tales sistemas sean integrados con los procesos de trabajo, sean auditados y las deficiencias encontradas sean resueltas a través de la alineación.

Toda organización presenta características particulares y únicas, a pesar de que lleven a cabo actividades mercantiles o negocios similares, por lo tanto, el plan de seguridad de una empresa no puede ser copiado y utilizado en otra, pues cada plan puede responder al resultado de todo un proceso de análisis, evaluación y determinación de elementos específicos que cambian de empresa a empresa.

Cada empresa requiere de una evaluación específica y de la captación de datos, que permita validar el plan de acción propuesto. La seguridad no es el resultado de una improvisación ni de ideas frugales, sino que debe ser el resultado de un proceso sistémico.

Sugerimos el uso del enfoque concéntrico, como el medio para el diseño de los procesos de aseguramiento. Este enfoque ha sido aplicado en el mercado de seguridad por mucho tiempo y permite colocar al bien objeto de protección, en el centro de una serie de círculos, los cuales permiten la redundancia y la integridad del sistema.

El análisis de los paradigmas deberá ser un proceso rutinario para poder estimar el campo de acción real de la visión empresarial. Este proceso es considerado una pieza vital en el proceso de seguridad.

Fuente: Prologo del Manual de Protección Corporativa del autor Rodrigo Cigarruista CPP, de la Editorial Seguridad y Defensa.

Saludos

Mario Meneses

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.