DE MÉXICO (proceso.com.mx).- Desde el 1 de agosto, todas las estaciones de policía ubicadas en bajo puentes, serán cubiertas por elementos de Policía Auxiliar (PA) y la Policía Bancaria e Industrial (PBI), en equipos de dos elementos por turno de 24 por 36 horas.

Por instrucciones de José Ramón Amieva, jefe de gobierno de la Ciudad de México, Raymundo Collins, titular de Seguridad Publica capitalina, giró la orden anterior, junto con la instrucción de desalojar de dichas estaciones los equipos de computo, armamentos y lockers, “para la comodidad y seguridad de los elementos”, informó la dependencia mediante un comunicado.

La medida fue acordada luego de reconocer que las estaciones instaladas en los bajo puentes “son vulnerables a ataque de la delincuencia” y luego de quejas de que son insuficientes por parte del personal.

Estas estaciones, cuentan con una capacidad máxima de seis personas, por lo que el director de la PBI así como el mando de la PA aseguraron que ya cuentan con el personal y el equipo para garantizar la seguridad.