La figura del compliance officer y la responsabilidad penal de la empresa desde una perspectiva estratégica: teoría de juegos


4 de Diciembre de 2018

El objetivo general de la ponencia ha sido mostrar la necesidad de integrar en el ámbito del Compliance Penal y la responsabilidad criminal corporativa postulados de teorías que provienen de otras ciencias sociales y experimentales (Criminología, Sociología, Economía, etc.), como el Nuevo Institucionalismo de la Elección Racional o la Teoría de Juegos, pues gozan de acreditada validez para explicar las dinámicas de actuación, estrategias y procesos de toma de decisiones en las organizaciones. Por tanto, permiten erigir una noción de Responsabilidad Penal de la Persona Jurídica actualizada y de base científica contrastada.

Además, el doctor Rafael Aguilera expuso cómo estas teorías vienen acompañadas de una metodología y herramientas de análisis extraordinariamente útiles para mejorar los propios Compliances y comprender la situación estratégica a la que se enfrena el Compliance Officer. La modelización que traen consigo estas teorías posibilitan un conocimiento más profundo del delito corporativo y facilitan enormemente las labores prospectivas y predictivas.

Entre otros aspectos, explicó cómo -desde una perspectiva de la Teoría de Juegos- el Estado ha promovido la inclusión del Compliance Officer en la organización como si de un «caballo de Troya» se tratase. Esta promoción, a través de una de las exigencias para permitir la exoneración, obedece a aquello que se denomina «solución externa al dilema».  Este extremo evidencia cómo se trata de un órgano que causa la ruptura de la tendencia predominante -matemáticamente demostrada- a la desconfianza y al incumplimiento, pues se aminoran de manera notable las posibilidades estratégicas de que puedan cometerse delitos en el seno de las personas jurídicas.

Todas estas cuestiones, insiste el profesor Aguilera, no son meros aspectos teóricos, pues tienen un claro alcance pragmático en la configuración del Compliance, en aquello relativo a la carga probatoria y como nociones tendentes a probar su idoneidad; como paradigma de ello, se destaca la reconocida eficacia en la predicción de conductas de riesgo desde un plano estratégico. Igualmente, durante la sesión, se argumentó cómo estas propuestas permiten establecer un valioso nexo lógico de raíz socio-jurídica entre el Derecho Penal y la algoritmia, el big data y la inteligencia artificial, campos que vienen asumiendo un protagonismo cada vez mayor.

PROFESOR DE COMPLIANCE PENAL Y SEGURIDAD INTERNACIONAL EN LA UNIVERSIDAD LOYOLA ANDALUCÍA.

Fuente: legaltoday

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.