La computación cuántica, pieza clave de la ciberseguridad mundial


Carlos Abellán

Cofundador y director ejecutivo de QuSide

En plena Segunda Guerra Mundial, Alan Turing y su equipo, fueron reclutados por la inteligencia británica para tratar de vencer a la poderosa máquina Enigma. Con la estética de una máquina de escribir, el ejército de Hitler la utilizaba para encriptar sus mensajes y ataques durante la guerra. Enigma cambiaba su configuración diariamente y su mecanismo, formado por varios rotores modificables, ofrecía 159 trillones de combinaciones posibles cada 24 horas. Diez hombres trabajando durante todo el día hubiesen tardado 20 millones de años en dar con la clave. Turing, padre de la computación actual, tuvo claro que la única forma posible de vencer a una máquina era con otra. Por eso creó a Christopher; la primera máquina denominada Bombe, capaz de descifrar todos los códigos encriptados por Enigma.

Hoy, casi 70 años después de esta hazaña que cambió el curso de la historia, el mundo entero se encuentra inmerso en la carrera por liderar la siguiente fase de la computación: la cuántica. Una tecnología cuyo interés -más allá de intentar comprender en qué consiste- radica en sus poderosas aplicaciones. Las que más interesan a las distintas potencias mundiales van desde la encriptación de comunicaciones al diseño de nuevos fármacos personalizados, pasando por la posibilidad de crear una inteligencia artificial más intuitiva y precisa.

En esa carrera se encuentra Europa -algo rezagada por detrás de China y EE. UU.-, que en 2018 lanzó la Quantum Flagship; una iniciativa de la Unión Europea para la investigación en el campo cuántico dotada de 1.000 millones de euros durante 10 años. Carlos Abellán, cofundador de QuSide, empresa dedicada a la ciberseguridad y que participa en la Quantum Flagship europea, asegura que “el internet cuántico será la culminación de muchas tecnologías que se están desarrollando ahora”. Se dice de la red cuántica que será imposible de hackear y que viajará a la velocidad de luz, pero aún quedan algunos años para comprobarlo. “Hay mucha gente que dice 10 años como el tiempo en el que vamos a tener un ordenador cuántico, pero lo mismo decían hace 10 años. Lo que sí que estoy seguro es que dentro de mucho menos tiempo vamos a tener un ordenador cuántico, pero no tiene por qué ser universal”, dice Abellán. Universal o no, la primera generación de ordenadores cuánticos será capaz de realizar ciertas acciones incluso antes de alcanzar su desarrollo total; acciones como la encriptación de mensajes, algo que, si Turing levantase la cabeza supondría un reto aún mayor que el de descifrar Enigma.

Edición:  Azahara Mígel | Noelia Núñez | Mikel Agirrezabalaga 
Texto: Azahara Mígel

Fuente: elfuturoesapasionante.elpais.com

MarioMeneses

mario@c2csmartcompliance.com

Ciudad de Mexico

Saludos

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: