Análisis corto de las condiciones actuales de Seguridad en Latinoamérica


En la mayor parte de América Latina, de Argentina a México, Chile a Brasil, Centroamérica y el Triángulo Norte, existe una sensación incómoda, casi un temor sobre las perspectivas para este 2019 y los años venideros, las causas tienen raíces diferentes dependiendo del aspecto individual que para algunos la preocupación tiene que ver con la lenta muerte del neoliberalismo e intentos socialistas que causaron tanta pobreza en todo el continente, para otros, el continuo efecto del narcotráfico y la inevitable guerra contra los estupefacientes, tráfico de armas y hasta trata y tráfico de personas, misma que ha provocado tanta violencia y corrupción en la región; desapariciones forzadas de decenas de miles de personas, feminicidios, infanticidios y por ende un creciente nivel de ansiedad, impotencia y dolor individual, aunado a ello, lo relacionado a Venezuela en su relación amor y odio con Nicolás Maduro así cómo la nueva campaña del actual presidente Trump en Estados Unidos que así como se mantuvo durante su actual administración y en caso de quedar electo, se mantendra su clara postura tendiente hacia el conflicto, racismo e intención de poner la bota el el cuello de los países latinos, (comenzando por México) son actores que se suman a la gran inestabilidad en la región.

Es imposible hacer predicciones sobre un futuro inmediato en la región ante tantos cambios y retos sociales incluso a nivel de seguridad pública y Defensa Nacional, sin embargo, dadas las condiciones de gran disparidad social y el alto nivel de vulnerabilidad de las poblaciones particularmente mujeres, niños, personas con capacidades diferentes y tercera edad, podriamos argumentar que dichas condiciones generalizadas en la zona son principalmente las siguientes;

  • Corrupción a todos los niveles de gobierno.
  • Impunidad de los social, políticamente y económicamente poderosos.
  • Ineficiencia de agencias oficiales y autoridades en la impartición de justicia y prevención del delito.
  • Alto nivel de tolerancia social del crimen, inmoralidad, y violencia.
  • Estados de democracia fallidos.
  • Falta de garantias en el apego a las leyes constitucionales de cada país.
  • Baja participación de la población en la denuncia de delitos por la ineficiencia de las autoridades.

Esperemos que paulatinamente estas condiciones puedan ser tratadas de una forma responsable por los líderes de cada país ya que cada uno de estos tiene la responsabilidad y obligación de asegurar el bienestar de sus ciudadanos, mientras ello no suceda y se siga tolerando el mal actuar de los dirigentes la región seguirá con un futuro muy incierto en años venideros.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .