Archivo de la categoría: Criminología

1er Congreso De #PsicologíaCriminal y #Criminalística.


No te pierdas este gran evento.
1er Congreso de Psicología Criminal y Criminalística
Reserva tu lugar cuanto antes.
Con tu pago aseguras el paquete:
1- Constancia con valor curricular
2.- Acoso Sexual “Implicaciones Sociales, Jurídicas y Psicológicas” de la autora: Karina Domínguez Paz
3.- Libro de Criminología
4.- Revistas científicas de Seguridad
INVERSIÓN: $300.00 M.N.}}
TODO POR SOLAMENTE 300
Realiza tu pago desde aqui.
Saludos
Mario Meneses
Anuncios

Salud mental, ¿prioridad marginada? #RiesgosPsicosociales


El discurso teórico es bien conocido: la salud mental es vital para el bienestar del trabajador y la productividad de la empresa. Nadie se atrevería en nuestros días a negar que la salud es un concepto transversal e integral que abarca cuerpo y mente. Sin embargo, los prejuicios sociales han llevado tradicionalmente a estigmatizar a las personas con problemas de salud mental, como si no tuvieran la misma legitimidad que la diabetes o la hipertensión.

Los trastornos mentales son una de las principales causas de incapacidad laboral en países desarrollados y, según un estudio de la Asociación Europea para la Depresión (EDA), 1 de cada 10 empleados ha causado baja laboral por depresión. Esta dolencia afecta actualmente a 300 millones de personas en el mundo y es la primera causa de discapacidad, según la OMS. Por tanto, gestionar los riesgos psicosociales y promocionar la salud mental en el trabajo (o a pesar del trabajo) son dos de los retos más importantes a la hora de alcanzar una empresa saludable.

Desde la Unidad de Psicología de Mutua Universal advierten que “las empresas tienen un papel fundamental en la prevención y cuidado de la salud mental de los trabajadores a través de la promoción de ambientes de trabajo saludables. Aún existen prejuicios acerca de lo que puede representar la depresión, lo que provoca que muchos casos no se diagnostiquen ni reciban un tratamiento adecuado y se estigmatice, además, a las personas que la padecen. Entre todos debemos contribuir a crear una cultura que entienda que la mayoría de las enfermedades mentales que existen en la población trabajadora son tratables y en muchos casos pueden prevenirse”.

A vueltas con la salud mental

Ya hemos visto que el discurso teórico anterior (o de lo políticamente correcto) se queda en una mera declaración de intenciones. La realidad en la empresa es más dura: o no se hace nada por la salud mental, o –peor aún- es la propia empresa la que atenta contra la salud mental de sus trabajadores.

Dicen que los diamantes se hacen bajo presión; el oro limpia sus impurezas con el fuego. Y, por analogía, la empresa tensiona la salud mental del activo humano sin que sepamos bien en aras a qué proceso de mejora (si lo hubiere). Con las honrosas excepciones de siempre, lo general es que las organizaciones que no atajan el desgaste profesional acaben afectando a la salud física y mental de su personal.

En la empresa, o no se hace nada por la salud mental, o –peor aún- es la propia organización la que atenta contra la salud mental de sus trabajadores

“Todas las formas de acoso laboral son consideradas como uno de los principales riesgos físicos y psicosociales a los que puede enfrentarse una persona trabajadora durante su vida laboral. Se considera, por tanto, toda acción de violencia laboral como un riesgo psicosocial en el que las personas trabajadoras, directivos incluidos, tras sufrir desgastes, abusos, intimidaciones, agresiones y ataques psíquicos dentro del entorno laboral, desembocan en una situación en la que peligra su bienestar, su seguridad y su salud”, dice Miquel Àngel Serrat, criminólogo y experto en bienestar laboral.

Las nuevas condiciones de productividad y competitividad empresarial están reñidas con la salud mental porque son generadoras de inseguridad, presión laboral-carga mental, estrés y burnout(síndrome de estar quemado). Tanto es así que el Pleno del Senado aprobó en marzo una Declaración Institucional proponiendo que el 2017 sea declarado Año de la Salud Mental en España. Justifican tal declaración en el aserto de que “la salud mental es un componente integral y esencial de la salud, y es uno de los principales problemas que afectan a nuestro sistema sanitario, tanto a la economía en general como al bienestar en particular”.

No podemos pronosticar el desarrollo y alcance de tal posicionamiento, pero un detalle es evidente: las declaraciones de intenciones nos delatan, indicando que concebimos la salud mental como una prioridad, aunque reconocemos que es una de nuestras múltiples asignaturas pendientes, una actividad que casi siempre queda postergada.

La Promoción de la Salud en el Lugar de Trabajo (PSLT) debe atender cuerpo y mente, consiguiendo, como propone la OMS que la salud mental sea “un estado de bienestar en el que la persona desarrolla sus capacidades y es capaz de hacer frente al estrés normal de la vida, de trabajar de forma productiva y de contribuir a su comunidad”. Restar visibilidad al problema de la salud mental laboral es insolidario, pero, además, un desperdicio del talento humano.

Por Manuel Domene| 26 de Junio de 2017 Revista Protección Laboral

Saludos

Mario Meneses

Mentes criminales… ‘made in Spain’


Juan Enrique Soto, en el centro, junto con su equipo de la Policía Nacional

8 JUN. 2017

La Guardia Civil fue pionera al contar con estos profesionales desde 1994

Su función es elaborar un perfil para orientar las investigaciones

“Papá, mamá, quiero ser perfilador criminalístico“. Esta conversación imaginaria ya no es extraña en España pues los análisis de conducta son cada día más fundamentales en las técnicas policiales. Una importancia que las series y la ficción han multiplicado hasta el infinito.

En Sin rastro (CBS), una unidad del FBI formada por psicólogos investigaba qué había sido de un desaparecido. En Hannibal (NBC), se asistía a la precuela del mítico profesor Lecter antes de El silencio de los corderos, así como su relación con el departamento de ciencias del comportamiento del FBI. Pero ha sido sin duda Mentes criminales (CBS) -y todos sus spin-off– la serie que ha catapultado la figura del perfilador policial. ¿Cuál es la realidad más allá de la ficción?

Es habitual ya que los jueces españoles consulten a los policías de la conducta, y así quedó plasmado en las Primeras Jornadas de Perfilación Criminal organizadas por la Universidad a Distancia de Madrid el pasado febrero. Se fían de su criterio y, por eso, les reclaman tanto en la instrucción como en el juicio.

De la mano de los dos líderes de las unidades de análisis de conducta de Policía Nacional y Guardia Civil EL MUNDO se adentra en su trabajo en España y las diferencias con las series americanas. Lo primero que destaca es que son grupos pequeños, casi una familia. En ambos casos son cinco personas y los dos tienen sede en sus comisarías centrales y actúan sobre toda España.

La Guardia Civil fue pionera en estas lides y tiene unidad desde 1994, mientras que la Policía Nacional lo tiene desde 2010. Tienen la maleta permanentemente preparada para ir allá donde sus compañeros les reclamen. Estos policías sólo actúan a demanda de los agentes que investigan el caso o a demanda de un juez; nunca motu proprio.

“Normalmente, nos llaman para homicidios o agresiones sexuales“, explica Andrés Sotoca, capitán responsable de la Sección de Análisis del Comportamiento Delictivo de la Guardia Civil. “Desde Desapariciones también nos reclaman porque, al final, muchas acaban siendo homicidios”, añade Juan Enrique Soto, inspector jefe de la Sección de Análisis de Conducta de la Policía Nacional.

Al contrario que la imagen que muestran las series norteamericanas, las mentes criminales españolas no hacen perfiles únicamente para encontrar al autor de un hecho sino que, principalmente, ayudan a sus compañeros en detenciones e interrogatorios.

Una vez han recibido las diligencias del caso que han elaborado sus compañeros, estos especialistas las analizan con otra mirada, la del experto en conducta. En concreto, son dos los agentes asignados en cada caso y, para evitar sesgos y conseguir que su análisis sea objetivo, trabajan por separado. “Estudiamos la información e intentamos aislar el comportamiento del autor en los hechos”, ahonda al respecto Sotoca.

Cómo elaborar un perfil

¿En qué se fijan para hacer un perfil? Profundizan en cuatro áreas: víctima, escena del crimen, modus operandi y autor o firma del criminal. Sobre todo ello, elaboran sus hipótesis mediante un método científico y en absoluto improvisado. Cada indicio se registra en tablas específicas según el área que le corresponda. “No nos inventamos nada, no ponemos nada por escrito que no tenga fundamento en algún dato del caso”, explica el responsable de la Policía Nacional, Juan Enrique Soto.

Por ejemplo, los perfiladores pueden ver con otra mirada una misma evidencia física: el arma del crimen. Lo que hace un agente ordinario es buscar huellas, pero un criminólogo investigará si se trató de un arma de oportunidad, de un objeto que estaba por allí “o si la llevaba encima, cosa que implicaría premeditación”, matiza Sotoca.

En una segunda fase, se entrevistan con las víctimas y se desplazan al lugar de los hechos, pero nunca son los primeros en llegar. He aquí una primera gran diferencia con la ficción. No son los psicólogos españoles los primeros en llegar sino los agentes de la zona; ellos levantan el cordón policial. “Llegar los primeros sería lo ideal”, dice el capitán Sotoca, “pero es muy raro”.

“En el caso Arriate, en el que una niña de 13 años desapareció, mientras tomábamos declaraciones a los menores apareció el cadáver. Es decir, estábamos in situ. Pudimos ver la escena del crimen y dimos un perfil concreto: el criminal era un joven de su entorno”. Y acertaron.

Pero un perfil da únicamente un prototipo de persona, no un individuo único. Las mentes criminales no dan nombre y apellidos, eso también queda para las películas. Tal como dice Sotoca, «la técnica sólo permite dar un circulo reducido en el que, luego, los investigadores podrán concretar quién es el autor. El perfil no va a servir para condenar a nadie sino para orientar». Un perfil que, al ser científico, luego se puede llevar a juicio. “Nuestros informes en tribunales son potentes y hemos logrado un 100% de condenas en los casos en que se ha usado”, asegura Soto.

Ayuda en el interrogatorio

Hasta aquí la tarea puramente de perfilado, esto es, la que se desarrolla cuando no hay autor conocido. Pero la mayoría de intervenciones que hacen estos expertos sirve para analizar la conducta de un detenido. Otra diferencia, las mentes criminales españolas no detienen, lo hacen los policías encargados del caso. Los expertos en análisis de conducta, como máximo, les asesoran a la hora de enfocar ese trámite.

“En la serie, ellos son los que ponen los grilletes y esto para nosotros es impensable. Una vez que entregamos la hipótesis nuestro trabajo acaba”, matiza Soto. Esto es así porque en Mentes criminales sus protagonistas hacen una doble función: la de perfilador y la de policía investigador, una licencia que se ha permitido la ficción, porque ni siquiera en Estados Unidos se trabaja así. “La serie está asesorada por el FBI”, cuenta Sotoca, pero su realidad no es ésa, trabajan como nosotros: hacen un informe y luego son los investigadores los que detienen.

¿Cómo ayudan en el interrogatorio de un detenido? Puede ser en persona, como hace la Guardia Civil, o a distancia. La Policía Nacional se conecta por ordenador con sus compañeros y ve por webcam cómo se produce. “A través de un chat interno vamos dando indicaciones al interrogador” cuenta el inspector jefe Soto.

“Luego analizamos esa grabación, devolvemos a los investigadores nuestro análisis y les damos hipótesis sobre si el detenido está siendo sincero o no”, añade. ¿En qué se fijan? En el discurso y, sobre todo, en la comunicación no verbal.

La gran diferencia de los expertos en conducta españoles con los norteamericanos está en el tipo de criminal al que se enfrentan. ¿Por qué se inventaron la figura de perfilador en EE.UU.? “Ellos tenían un problema grave de asesinatos en serie y tuvieron esta idea, que les ayudó”, asegura el responsable de la Guardia Civil. Aquí, los asesinos en serie son una rareza.

Por eso, la manera de perfilar es diferente. “Como máximo, en España hay un asesino en serie cada cinco años», dice Sotoca. Su colega de la Policía Nacional, Soto, le da la razón: “El FBI tiene una base de datos tan grande que, cuando aparece un asesinato nuevo, el sistema les devuelve la hipótesis del perfil más probable.

Lo único que ellos hacen es comprobar si el perfil estadístico de la máquina encaja con el crimen”. En España, en cambio, se trabaja caso a caso. Y en el resto de Europa los agentes trabajan de manera similar a la española.

¿Beneficio o perjuicio?

¿Y el hecho de que estas series expliquen el trabajo de los expertos, les beneficia o perjudica? Para el inspector jefe Soto, lo malo es que se genera una imagen que no se corresponde con la realidad, así como “el prejuicio de ser muy peliculeros y que, en un juicio, el abogado defensor del criminal intenta colgarnos. Pero nosotros lo desmontamos rápidamente al demostrarles que nuestro trabajo es riguroso y científico”, asegura.

El capitán Sotoca cree, en cambio, que más que la ficción les perjudican los programas informativos que dan demasiadas pistas sobre las investigaciones. Pone como ejemplo el reciente show mediático alrededor del caso Diana Quer. “No sólo nos pasa a nosotros sino que en Reino Unido hay estudios que demuestran que, ahora, la gente sabe tanto de técnicas policiales que limpia las escenas del crimen o comete violaciones con preservativo para no dejar huella de ADN”.

La parte positiva es la inmensa marea de vocaciones que se está generando. Los dos jefes de conducta españoles saben que, cuando van a una universidad a dar una charla, a la salida van a tener una cola de alumnos preguntando qué hay que hacer para ser como ellos. De hecho, la mitad del equipo actual de análisis de Policía Nacional son personas a las que su hoy jefe despertó la vocación en una charla en la facultad. Pero no es fácil. Además de ser psicólogo o criminólogo, para trabajar en ciencias del comportamiento hay que ser, obviamente, policía. Es decir, se trata de una doble carrera. El país está en buenas manos porque todas nuestras mentes criminales tienen másteres y doctorados en psiquiatría. Así que si su hijo le dice “mamá, quiero ser perfilador” vayan avisándole de que va a tener que estudiar bastantes años.

Los perfiles, caso a caso

José Bretón, 2011 (Policía Nacional). Para el parricida de Córdoba, fue el juez el que les pidió que analizaran desde su perspectiva de expertos en conducta las grabaciones de los interrogatorios en el juicio antes de dictar sentencia. Quería saber cuándo mentía y cuando no.

Pederasta de Ciudad Lineal, 2013 (Policía Nacional). Hicieron un perfil al interrogar a una de las niñas violadas que indicó que el hombre sudaba mucho. Expertos médicos les dijeron que una persona sigue sudando como máximo hasta 30 minutos después de hacer ejercicio. Con ese radio temporal hicieron un círculo en el mapa alrededor del lugar del crimen y les salieron varios gimnasios. “Sabíamos que debía ser uno de barrio” dice Juan Enrique Soto. Sólo quedaba un local con esas características.

Marta del Castillo, 2009 (Policía Nacional). Los perfiladores entraron a trabajar con el sumario ya cerrado pero trabajaron con los fiscales para preparar los interrogatorios del juicio. Y también han colaborado en las diferentes búsquedas del cuerpo de la chica.

Gimnasio de Collado Villalba, 2008 (Guardia Civil). La mujer de la limpieza fue encontrada muerta en este gimnasio. Los criminólogos hicieron un perfil en el que dieron 10 características de las cuales el autor final cumplía nueve. El punto que falló: dedujeron que el asesino debía vivir cerca del lugar del crimen y eso era así pero en el momento de los hechos y no cinco años después, cuando se solicitó su apoyo.

Asesinato en Arriate, 2011 (Guardia Civil). Una niña de 13 años desapareció en este pueblo de Málaga y se encontró su cadáver en una caseta de piscina con el cráneo destrozado. El asesino fue un amigo suyo de 17 años al cual condenaron las evidencias físicas pero los perfiladores dijeron que tenía que ser alguien de su entorno y así interrogaron a los chicos. La pista: tapó la cara de la víctima con un trapo, seguramente para no tener remordimientos de ver a su amiga cadáver. Una señal de conducta clara.

Fuente: www.elmundo.es

Saludos

Mario Meneses

SCJN declara constitucional #Prisión preventiva para #Adolescentes


prisiónpreventiv-01 copia

La Suprema Corte de Justicia de la Nación decidió declarar constitucional la prisión preventiva para adolescentes en sesión del Pleno. Esto al resolver la Acción de inconstitucionalidad 60/2016 promovida por el Presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos donde se impugnaban diversos artículos de la Ley Nacional del Sistema Integral de Justicia Penal para adolescentes (art. 72 fr. II, inciso a); art. 119 fr. XI y art.122) bajo la ponencia del Ministro Franco González Salas.

Se avaló dicha medida con 8 votos a favor y 3 en contra de la constitucionalidad de la medida cautelar para adolescentes que recordaron, sólo será una medida excepcional, que puede aplicarse a jóvenes mayores de 14 años y menores de 18 y por un periodo no mayor a 5 meses con revisiones mensuales.

El titular de la CNDH alegaba que la prisión preventiva sólo era constitucional en el caso que el menor fuera declarado culpable pues de lo contrario sería una violación al derecho de presunción de inocencia.

Descartaron que existiera confusión entre los términos internamiento preventivo y prisión preventiva pues el Sistema penal para adolescentes es integral y autónomo del de los adultos.

Durante la sesión los Ministros argumentaron que la prisión preventiva para adolescentes tiene la finalidad de garantizar tanto la seguridad del propio menor así como la integridad de las víctimas, testigos y la comunidad, es decir, se constituye como un mecanismo de equilibrio procesal para respetar los derechos de las partes. Asimismo destacaron que esta medida tiene la finalidad de garantizar la comparecencia de hechos y el desarrollo de la investigación.

Ministra Luna Ramos: “Estoy de acuerdo con la declaración de constitucionalidad de la prisión preventiva para adolescentes, tiene asidero en el artículo 18 de la CPEUM sobre la restricción de la libertad personal. Esta medida supone un equilibrio procesal donde se garantiza los derechos de las víctimas y la comunidad.”

Sin embargo acotaron que se deben preferir otra medidas de menor intensidad antes de optar por la prisión preventiva, se tiene la obligación de separar a los adolescentes detenidos preventivamente de los sentenciados. El Ministro Cossío Díaz, en contra de declarar constitucional la esta medida para adolescentes, contravino a la mayoría mencionando que el Ministerio Público debe ser quien proteja a las víctimas y no mediante el internamiento preventivo.

Fuente: http://bordejuridico.com

Saludos

Mario Meneses

Desafíos del #Criminólogo para trabajar en una #Empresa


Por: Martín Barrios. Fundador de Criminal Entrepreneur.

En toda unidad económica como se le denomina en el medio a las empresas, existen diversas áreas de oportunidad donde un profesional de la ciencia criminológica se puede desempeñar sin problema alguno.
Sin embargo sí existen diversos retos a los que se enfrentan los Criminólogos al tratar de conseguir la oportunidad para trabajar en el sector privado. Los principales desafíos más recurrentes que se presentan son los siguientes:

  • Preguntarte ¿Qué actividades puedo hacer dentro de la empresa?
  • Los gerentes, directivos o dueños no conocen la criminología.
  • No cuento con experiencia laboral.
  • Carezco de habilidades empresariales.

 

En este orden de ideas, lo primero que como criminólogos pensamos es: sabemos que las empresas son víctimas de conductas antisociales o antijurídicas ya sean internas o externas, por lo cual claro que los podríamos ayudar a prevenir esto, pero ¿de qué forma? ¿Por dónde empiezo? No tenemos claro que actividades podemos desempeñar, por ello enseguida enlisto 10 ejemplos:

  1. Reclutador para el área de selección de personal.
  2.  Instructor de capacitación y formación de personal.
  3. Mediador de conflictos.
  4. Operador de la Central de Monitoreo.
  5. Coordinador o Supervisor de guardias de seguridad.
  6.  Investigador criminológico.
  7. Analista de riesgos y eventos disruptivos.
  8. Auxiliar del departamento jurídico.
  9. Asesor de seguridad patrimonial.
  10. Analista de ciberseguridad.

 

El segundo obstáculo con el que nos enfrentamos es que los directivos o gerentes de las empresas no conocen la ciencia, la relacionan directamente con sangre y homicidios o simplemente la confunden con otras materias como la criminalística o psicología forense. En este sentido es nuestro deber aclararle con toda seguridad a la persona que tengamos enfrente de qué va la ciencia, quienes somos, qué hacemos y hasta donde podemos llegar, para esto ya debemos tener conocimiento sobre el área a la que pretendemos ingresar o por lo menos el problema del cual es víctima la empresa así como 2 o 3 propuestas de solución.

A los empresarios no les gusta que únicamente les digas que son vulnerables o que están haciendo algo mal, probablemente ya lo sepan o si no lo sabían mantendrán una barrera de defensa para negarlo, pero en cambio sí les haces ver si conflicto y le lanzas anzuelos proponiendo soluciones posiblemente muerda alguno, recuerda que la competencia del mercado es alto, y para continuar en el medio tienes que ofrecer valor agregado a tu clientela, y tenemos que empezar a ver al estudio criminológico como ese valor innovador.

Otra de las problemáticas sobre todo cuando somos recién egresados de la universidad es el carecer de experiencia profesional, en casi todos los trabajos excepto en las convocatorias gubernamentales, te exigen cierta experiencia, obviamente la mayoría de egresado solo se dedicó a estudiar y quizás lo único que tiene es lo aprendido en el servicio social y prácticas profesionales o si trabajaban no es en algo relacionado a la carrera, es lógico ¿no creen?

En este aspecto la recomendación que les puedo hacer es que realmente realicen su servicio social y prácticas profesionales en lugares donde les gustaría trabajar, y que lo vean como un ensayo para su vida profesional. También otra estrategia que pueden utilizar para compensar la falta de experiencia laboral y que es la que a mí me funcionó, es la creación de un anteproyecto, de tal manera que logres expresar tu conocimiento, creatividad, profesionalismo, dedicación y visión. No olvides apegarte siempre a los principios, fundamentos y metodologías aprendidos para darle peso científico así como que quede claro de forma cuantitativa (números, porcientos, dinero, etc.) como con la aplicación del planteamiento podrás ayudarlo a solucionar sus problemas o los de su cliente.

Por último otro gran problema es la falta de ciertas habilidades que no nos enseñan en la Universidad y que creo aun no somos conscientes de la gran necesidad que tenemos de adquirirlas, sobre todo gracias a la rápida evolución derivada de la era de la información, con esto no me refiero al conocimiento académico, que claro nunca sobra.

¿Quién pensaría que saber vender, escuchar, observar, o hablar en público sería tan importante para desempeñarte en la vida laboral y sobre todo siendo criminólogo?

Si aún no me entiendes a qué me refiero con esto, te pongo en una situación práctica: Ya egresaste, felicidades eres criminólogo de título, leíste los párrafos anteriores y sabes a cual puesto o área te quieres dirigir dentro de la empresa, en la entrevista te cuestionan sobre tu casi nula experiencia en ese puesto, por lo que tú muy proactivamente (y original) propones la oportunidad de presentar un bosquejo de tu labor dentro de la empresa y que resultados puedes lograr, hasta aquí todo va conforme lo planeado, lo que no has visualizado es que este anteproyecto se lo tienes que presentar a los directores de área, gente con 20 años más que tú, con quizás 15 años trabajando en la empresa, completamente de otra generación y por lo cual otras ideologías, probablemente desde que iniciaron llevan trabajando de la misma manera y ahora viene un recién egresado a querer cambiarles toda su dinámica laboral.

Créeme que en ese momento de tensión desearás tener habilidades de empatía, técnicas de ventas, negociación difícil, facilidad de habla en público, que tu postura corporal exprese seguridad, saber interpretar su lenguaje no verbal, entre otras.

En ocasiones no visualizamos el alcance que tiene el invertir en nuestro propio desarrollo humano, pero es simple, observa a las personas que tienen el resultado que tú buscas, podrás darte cuenta que son personas con ciertas características de liderazgo, analiza cuales habilidades tienen ellos y que tú no, y trabaja en mejorar esas áreas personales, lo bueno de esto es que todas estas se pueden adquirir con práctica y con entrenamiento.

 

En la Criminología Corporativa hay mucho por trabajar, por aprender, por enseñar y por emprender, aquí como en la vida todos son procesos que tenemos que vivir, nada es fácil, nada es inmediato, se requiere trabajo, esfuerzo y mas trabajo.

Fuente: Martin Barrios

Saludos

Mario Meneses

El #Delincuente de Cuello Blanco y su relación con la #Psicopatía.


La imagen puede contener: 1 persona

DELINCUENTE DE CUELLO BLANCO Y SU RELACIÓN CON LA PSICOPATÍA

Criminología y Criminalística
Dra. Lilia Romero
Psiquiatra Forense (México)

El término de delito de cuello blanco lo introdujo Edwin H. Sutherland en su discurso de toma de posesión ante la Asociación Americana de Sociología en diciembre de 1939. Posteriormente en 1949 publica su monografía “White Collar Crime” (delito de cuello blanco). Sutherland refirió que este delito era cometido por personas con elevado estatus socioeconómico y/o político. Hay autores que consideran que el delito de cuello blanco engloba únicamente los delitos económicos, mientras que otros lo amplían también a los delitos ecológicos, corporativos, contra la salud, seguridad, etc.

El concepto de delito de cuello blanco abarca muchos tipos de actividades delictivas, malversación de fondos, fraudes fiscales, fraudes a seguros, competencia desleal, fraudes inmobiliarios, fabricación y venta de productos peligrosos y/o nocivos para la salud, contaminación ambiental, corrupción, blanqueo de capitales. El FBI define delito de cuello blanco como lo siguiente “son todos aquellos actos que violan la confianza y que sin aplicación de la violencia, los individuo u organizaciones cometen para obtener dinero, propiedades, servicios, seguridad personal o ventaja comercial, evitando el pago o la pérdida de dinero”.

Con respecto al tema de Psicopatía, es mucho más llamativo y divulgado el hecho de que los psicópatas sólo llegan a ser grandes delincuentes violentos (homicidio- agresores sexuales) pero los conocedores acerca del tema afirman que esto es falso. La prevalencia de psicopatía en población abierta es del 1% y se ha demostrado que en población perteneciente a algún grupo de poder (ejecutivo, político, religioso incluso) esa prevalencia es mayor, de hasta el 5%. Por lo que es más fácil encontrar un sujeto psicópata en un medio empresarial.

La psicopatía es entendida como la expresión más intensa o de mayor gravedad del trastorno antisocial de la personalidad, con lo cual muestran violación y desprecio a los derechos de los demás, son manipuladores, mentirosos, seductores, encantadores de forma superficial, no sienten culpa ni remordimiento, son egocéntricos, les gustan los retos y actividades que les generen adrenalina, necesidad por el liderazgo, entre otras características que enlista Robert Hare en sus investigaciones acerca del tema. Ciertamente se ha investigado la psicopatía en medios penitenciarios pero desde la década de los 90 ha sido relevante realizar investigación también en población no penitenciaria perteneciente a grupos de poder. Por lo que varios investigadores (Robert Hare y Babiak, principalmente) refieren las características que en mayor medida se encuentran en los psicópatas integrados que cometen delitos de cuello blanco:

1.Materialismo. Sólo le da valor a los bienes materiales, nunca es suficiente. Entre más tenga más es el deseo de obtener más.
2.Egocentrismo. Pueden trabajar en conjunto con otras personas, pero sólo ven por el bien propio, no por el de los demás. Utilizan a los demás para obtener lo que ellos quieren. Cosifican a las personas (las ven como cosas no como personas)
3.Necesidad de experimentar. Experimentar situaciones que generen un peligro (incremento de la adrenalina y hay gusto por ello). Además que dicha peligrosidad puede violar límites éticos.
4.Hipocrecía. Son encantadores (caen bien de inicio) y son muy manipuladores. Pueden obtener lo que ellos desean y cuando alguien “ya no le sirve” simplemente lo “deshecha”.
5.Sin remordimiento. Falta de conciencia de culpabilidad. Por lo que su reincidencia en este tipo de conductas antisociales es muy alta.

Como dato importante para criminología y para el derecho penal, el sujeto psicópata que comete un delito de cuello blanco es considerado como imputable (posee intacta la capacidad de querer y entender). La psicopatía no es considerada como un trastorno mental, sino como parte de un trastorno de personalidad. Debe ser diagnosticada por PSICOLOGOS O PSIQUIATRAS FORENSES ESPECIALISTAS EN CONDUCTA CRIMINAL.

Fuente: Criminología y Criminalística 

Saludos

Mario Meneses

Corte avala cárcel para #Conductores ebrios o drogados que causen daños.


Resultado de imagen para conductor ebrio o drogado

8 DICIEMBRE, 2016

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) determinó que las personas que causen daños cuando manejen en estado de ebriedad o drogadas deben tener la prisión como pena.

Los ministros fijaron el criterio al discutir un amparo en el que se impugna el artículo 242 del Código Penal para la Ciudad de México, que en su fracción primera prevé la cárcel para quien ocasione daños cuando conduzca en estado de ebriedad o bajo el influjo de estupefacientes, psicotrópicos u otras sustancias que produzcan efectos similares.

Aunque el amparo no se acabó de analizar en la sesión de este jueves, los ministros fijaron un primer criterio al validar esa norma.

Por unanimidad, aunque con distintos razonamientos, los 11 ministros establecieron que no se viola “el principio de taxatividad” a pesar de que no se define el concepto “estado de ebriedad”.

De acuerdo con los ministros, el legislador no tiene la obligación de definir cada concepto que se incluya en los códigos. En este caso, se debe de entender en su sentido literal.

Por tratarse de un amparo, el criterio no es de efectos generales.

El amparo seguirá en discusión en la primera sesión de 2017, luego del receso judicial por fin de año.

La próxima semana los presidentes de la Primera y Segunda Sala de la Corte darán sus informes anuales; en tanto que el ministro presidente del máximo tribunal y del Consejo de la Judicatura Federal, Luis María Aguilar, dará a conocer el miércoles próximo su segundo informe de labores.

POR JORGE CARRASCO ARAIZAGA.

Fuente: Proceso

Saludos

Mario Meneses

Falsificación digital de firmas, una nueva amenaza jurídica.


 

POR V. MORENOMADRID

Actualizado: 20/09/201618:59 horas

Investigadores británicos han desarrollado un software capaz de replicar la escritura humana. Este invento, según los expertos, podría servir para crear documentos falsos y poner en jaque a los tribunales.

Investigadores del University College London han desarrollado un programa de ordenador capaz de imitar perfectamente el estilo ortográfico del ser humano. Este invento, que nace con un objetivo totalmente lícito, podría ser empleado igualmente por delincuentes con la finalidad de falsificar documentos. Esto supone que jueces y abogados podrían, dentro de poco, enfrentarse a copias perfectas, generadas a través de un sistema informático, de documentos manuscritos.

“El software en sí es simplemente un avance tecnológico más. Sin embargo, si combinamos este programa informático con un sistema de impresión en tres dimensiones armado de un bolígrafo, podría convertirse en una herramienta perfecta para realizar falsificaciones. La firma manuscrita era el último nivel de credibilidad en un documento, pero parece que ésta también podría ponerse en duda”, explica David Maeztu, socio del despacho Abanlex.

Para el letrado, frente a este problema generado por las nuevas tecnologías, sólo existe una solución: siempre que exista una duda sobre la veracidad de una prueba, impugnarla y pedir un estudio pericial que certifique la autoría original de una firma o un documento manuscrito.

“La combinación de estas dos tecnologías ya puede generar replicas perfectas y es posible manipular escritos. Sin embargo, el delincuente que busque generar estas falsificaciones, siempre tendrá que contar con un escrito original, una matriz que haya estudiado el sistema informático para crear la imitación. La labor de un perito caligráfico es investigar cada uno de los documentos, encontrar el primero y así poder hacer una comparación fijándose en parámetros esenciales como la morfología o grafología -presión, velocidad, inclinación- de la letra o la firma”, apunta José Guillermo Pastor, presidente de la Asociación Nacional de Grafólogos, Peritos Calígrafos y Documentólogos (Grapeca).

Ambos expertos identifican los peligros evidentes que pueden generar este tipo de tecnologías y alertan de que los abogados deberán ser cada vez más cautos a la hora de aceptar documentos con firmas o textos manuscritos en una causa jurídica.

Testigos

“Si, aunque se realice una investigación pericial precisa, no es posible certificar la veracidad del escrito y comparar éstas con un documento original, la única solución que le quedará a un abogado será recurrir a posibles testigos. En caso de acuerdos o contratos firmados ante notario, por ejemplo, éste último podría convertirse en un declarante esencial para comprobar la veracidad del documento puesto en cuestión, ya que no sólo debe de certificar que existe un acuerdo entre las partes y ambas entienden el contenido del contrato, sino que también debe de verificar cada una de las firmas estampadas en él”, añade Maeztu.

A pesar de lo expuesto, Pastor concluye que aunque la tecnología permita realizar este tipo de réplicas, ningún software puede, todavía, crear un patrón nuevo basándose en la escritura, lo que provoca que siempre existirá la posibilidad de desvelar el engaño.

“Estos programas basan su copia en ejemplos escritos, pero nuestra letra cambia constantemente y por mucho que saque parámetros idénticos de una firma realizada 10 veces seguidas, nunca podrá generar una que pueda pasar por original. El algoritmo utilizado terminará realizando una copia de alguna de ellas”. En este sentido, Pastor termina señalando una de las grandes normas de su oficio: “Si dos firmas son iguales, es que una de ellas es falsa”.

Rúbricas pirateadas

Lejos de las falsificaciones, los dos expertos también hablan de los peligros que pueden traer las firmas digitalizadas. Aunque ambos coinciden en que los sistemas de seguridad utilizados son muy rigurosos, también hay que tener en cuenta su posible robo. “Cada vez es más frecuente firmar documentos médicos, transferencias o envíos de correos en una tableta, lo que genera un perfil biométrico que confiere fiabilidad a las futuras rúbricas. Sin embargo, muchas veces olvidamos que esas tabletas son hackeables y que se podrían utilizar ilegalmente las firmas digitalizadas. En ese caso, será complicado probar que no se ha refrendado un documento”, explica el socio de Abanlex, David Maeztu.

Fuente: www.expansion.com

Saludos

Mario Meneses

¿Qué es la Criminología Corporativa?


 

image
En este sitio quiero ayudarte en llevar tu carrera a un nivel diferente de aplicación. Ser un experto en Criminología Corporativa no va a pasar un día para otro. Te voy a pedir un poco de paciencia porque vas a tener que ganártelo. Y lo primero que quiero decirte es que hay que trabajar con cambiar el paradigma de las funciones de la Criminología.

Stephen Covey menciona que la gente insegura piensa que toda la realidad debería adaptarse a sus paradigmas. Tienen una gran necesidad de clonar a otros, de moldearlos en base a su propia forma de pensar. No son conscientes de que la gran fuerza de una relación está en tener otro punto de vista.

La criminología corporativa es un cambio de paradigma.

La Criminología es una ciencia en expansión tanto en su dimensión analítica como aplicada. Cada vez es mayor el número de investigaciones criminológicas  para conocer los diversos factores relacionados con la delincuencia, los efectos que tienen los sistemas de control del delito y para evaluar los programas de prevención y tratamiento de la conducta delictiva.

¿Que es la Criminología corporativa?

El concepto

La Criminología Corporativa es la especialización que tiene como objetivo gestionar la seguridad integral de las organizaciones y sus integrantes a través de la identificación, medición, control y prevención de los eventos delictivos o nocivos que tiene lugar en el contexto socio-laboral.

El termino “corporativa” hace referencia  a una Organización compuesta por personas que, como miembros de ella, la gobiernan.(Diccionario de la lengua Española, 2009) Siendo así que una corporación puede tratarse de colectivos sociales con fines específicos: Escuelas, iglesias, Organizaciones no gubernamentales,empresas, grupos civiles, etc.

¿Que hace un criminólogo Corporativo?

La participación del criminólogo  en empresas y organizaciones consiste en integrar un conocimiento detallado de las teorías explicativas del comportamiento antisocial y delictivo (lo que ya aprendiste en la escuela) con el riesgo y la gestión de la seguridad organizacional (lo que tu cliente necesita) con la finalidad de asegurar la continuidad del negocio, detectar amenazas, mitigar daños y prevenir Pérdidas (en lo que te debes enfocar)

La especialización en Criminología Corporativa se ocupa de diseñar, gestionar y supervisar para corporaciones públicas y privadas actividades diversas como:

  • Análisis de riesgos y planes de contingencia
  • Prevención  de perdidas y reducción de daños: en diversos giros como Retail, industria, turismo, etc.
  • Protección patrimonial
  • Protección ejecutiva
  •  Seguridad personal, informática y de infraestructura
  • Investigación de personas e incidentes
  •  Capacitación de personal
  • Recomendaciones de diseño arquitectónico orientado a la reducción de oportunidades delictivas
  • Procesos de mediación
  • Prevención de violencia y conductas de riesgo en centros de trabajo.

Dentro de una organización, tiene influencia en todos los aspectos de la gestión y toma de decisiones, políticas, estrategias y acciones relacionadas con la seguridad, con apego a  los principios, valores y creencias fundamentales de la empresa.

Cada día son más las organizaciones  que cuentan con Departamentos o áreas que gestionan la seguridad y prevención. El mercado actual es muy vertiginoso y hay una demanda creciente por profesionales de la Seguridad que cuenten con las capacidades necesarias que exige la industria.

¡Cuéntame tus experiencias, dudas y comentarios sobre esta área!

Fuente: www.criminologiadinamica.com

Saludos

Mario Meneses