Archivo de la categoría: Policía Federal

El abandono de la #PolicíaFederal


Opinión publicada en El Universal aquí.

En 2006, el gobierno de la República no sólo tomó la decisión de confrontar al crimen organizado; igual, o más importante, fue la determinación de construir una Policía Federal (PF) que le brindara al Estado mexicano capacidades permanentes para combatir a las expresiones criminales más violentas. Ello tendría tres ventajas evidentes: retiraría gradualmente la presión sobre las Fuerzas Armadas para fungir como policías; definiría una perspectiva civil, como corresponde a una función de seguridad pública; y serviría de ejemplo para el desarrollo de capacidades análogas en los cuerpos de policía locales.

El proceso de construcción de una PF eficaz y profesional incluyó el diseño de un marco normativo al modificar el Art. 21 constitucional y promulgar la Ley de la Policía Federal y su reglamento. Además, se aprobó el Sistema Integral de Desarrollo Policial, que constituye el fundamento del nuevo modelo policial a lo largo de cinco ejes: carrera policial, profesionalización, régimen disciplinario, certificación (individual y por corporación) y seguridad social.

A pesar de errores e insuficiencias, la PF se fortaleció. De hecho, su presupuesto se triplicó y su estado de fuerza se quintuplicó. No cabe duda de que los años del presidente Calderón estuvieron marcados por incrementos muy significativos en los niveles de violencia, pero tampoco cabe duda de que la tendencia al alza se detuvo y se revirtió a partir del 2013. Es decir, el presente gobierno heredó índices delictivos a la baja y tuvo la oportunidad de continuar con el proyecto de crecimiento y desarrollo de la PF el cual, por cierto, no debería tener una marca política ni partidista, pues se trata de un proyecto de Estado. No fue así. Hoy nos encontramos en una situación peor que la del sexenio anterior: los índices de violencia rompen récord, al tiempo que las policías locales presentan un estado lamentable y la PF ha enfrentado años muy adversos. Sobre este último punto, cabe recordar que:

1) La corporación ha sufrido una merma presupuestal significativa. En 2013, los recursos de la institución disminuyeron casi 11% respecto al año anterior, y actualmente apenas se ha recuperado el nivel presupuestal que alcanzó en 2012.

2) En esas condiciones ha sido imposible que la PF crezca. Incluso con la creación de la “gendarmería”, cuya misión todavía no nos acaban de explicar, el número total de elementos es prácticamente el mismo que hace cinco años. Y no sólo se trata de crecimiento; también se interrumpieron los procesos de equipamiento e infraestructura que la corporación requería para poder cumplir con su responsabilidad.

3) La PF atravesaba por una evolución cualitativa, basando su operación en el desarrollo de inteligencia policial. Como parte de ese diseño se creó Plataforma México, un sistema de interconexión y acopio de información a nivel nacional, el cual, como ya he mencionado en otras colaboraciones, se encuentra en un lastimoso abandono. Tan es así que ahora el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública manifiesta que el Informe Policial Homologado, insumo base de Plataforma México, es poco útil. Es lamentable que se presenten estos pretextos a un año de concluir el sexenio.

4) Es ya conocida también la manera en que fueron desplazados innumerables elementos de la PF con experiencia de años en labores policiales y cómo fueron incorporadas personas cuyo único mérito ha sido su cercanía al grupo político en el poder.

Ahora, después de abandonar a la PF, y en medio de la peor crisis de inseguridad en décadas, el gobierno federal echa la culpa a los gobernadores y le endilga el problema a las Fuerzas Armadas. Así de irresponsables.

*Con la colaboración de René Rejón Piña, investigador de Causa en Común

Fuente: causaencomun

Saludos

Mario Meneses

Anuncios

Policía Federal: Institución de Estudios de Nivel Superior


A través de su Coordinación del Sistema de Desarrollo Policial, la Policía Federal cuenta con el registro ante la SEP para expedir títulos, diplomas y certificados de estudios con validez oficial.

Autor
Policía Federal
Fecha de publicación
30 de enero de 2017

La Policía Federal, a través del Sistema de Desarrollo Policial (SIDEPOL) obtuvo, mediante un acuerdo emitido el 24 de junio de 2016, el reconocimiento de la Secretaría de Educación Pública (SEP) como Institución educativa de estudios superiores.

Este hecho histórico contribuye a lograr el compromiso institucional de impulsar la carrera policial y la profesionalización como un proceso permanente y progresivo de formación académica de las y los policías federales.

El acuerdo emitido el 24 de junio de 2016 le otorga a la Policía Federal la facultad expresa para elaborar propuestas de programas de investigación y formación académica en materia policial, así como diseñar las etapas, niveles de escolaridad y grados académicos de la profesionalización de sus integrantes.

Resultado del registro de SIDEPOL como institución educativa de nivel superior, la Secretaría de Educación Pública autoriza a la Policía Federal a expedir títulos, diplomas y certificados de estudios con validez oficial.

Ello significa que una vez que las o los estudiantes concluyan un programa académico en la Policía Federal, podrán registrar ante la SEP su título y obtener la cédula correspondiente.

En adición a ello, a partir de agosto del 2016 fueron inscritas en el libro de Instituciones Educativas de la Dirección General de Profesiones de la SEP las carreras Técnico Superior Universitario en Ciencias Policiales, la Licenciatura en Ciencias Policiales y la Maestría en Seguridad Hemisférica.

La Secretaría de Educación Pública también le otorgó a la Policía Federal en su carácter de Institución de Estudios de Nivel Superior, registro a seis especialidades: Artefactos Explosivos, Investigación Policial, Narcotráfico, Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita, Poligrafía y Terrorismo.

Fuente: www.gob.mx/policiafederal

Saludos

Mario meneses

El Centro de Control de Confianza de la #PolicíaFederal renueva su Acreditación.


¡Ratificamos nuestro compromiso diario de contar con integrantes confiables, profesionales y competentes!
El Centro de Control de Confianza de la Policía Federal renueva su Acreditación, que certifica que sus procesos cuentan con un alto nivel de confiabilidad y precisión.
¡Conoce más de este importante proceso en la función policial!

Comisionado Nacional de Seguridad instala Comité Técnico de Evaluación y Seguimiento de #DerechosHumanos


Comité Técnico  de Evaluación y Seguimiento de Derechos Humanos

El Comité es un instrumento ágil y contundente en las acciones transversales de derechos humanos que permitan prevenir quejas o recomendaciones en los servicios que brinda la CNS.

Instalación del Comité Técnico de Evaluación y Seguimiento de Derechos Humanos

Autor
Policía Federal
Fecha de publicación
25 de abril de 2016

El Comisionado Nacional de Seguridad, Renato Sales Heredia, instaló el Comité Técnico de Evaluación y Seguimiento de Derechos Humanos que estará supervisando el cumplimiento de respeto a los derechos humanos en las políticas, programas y acciones que lleva a cabo el personal de la institución.

El grupo estará integrado por los titulares de la Policía Federal, Manelich Castilla; del Órgano Administrativo Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social, Eduardo Guerrero; y del Servicio de Protección Federal, Alfonso Ramón Bagur; así como de la Inspectoría General de la CNS, Ernesto Vargas, quien funge como Secretario Técnico, y de la titular de Asuntos Internos de la Policía Federal, María Luisa Saucedo.

  • Conforme a los acuerdos realizados en el lanzamiento del Programa Nacional de Capacitación Policial en Derechos Humanos, el Comisionado Nacional informó que los tres órganos desconcentrados deberán:
  • Fortalecer la Unidad de Asuntos Internos, con cinco oficinas regionales para dar seguimiento a las políticas, programas y acciones del personal de la institución
  • Reforzar la capacitación en materia de derechos humanos y uso legítimo de la fuerza para los más de 60 mil integrantes operativos y administrativos
  • Crear la figura de defensor de los policías, guardas, custodios y demás personal de la CNS.
  • Crear el Consejo de Honor y Justicia para el Órgano Administrativo Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social

Dentro de las atribuciones del Comité Técnico de Evaluación y Seguimiento de Derechos Humanos se encuentran identificar prácticas de riesgo en la protección a derechos humanos; dar celeridad a la investigación y resolución de quejas y denuncias; asegurar el cumplimiento de las recomendaciones emitidas por los organismos nacionales e internacionales; fortalecer la capacitación; y profundizar la difusión del esfuerzo para la protección de los derechos humanos.

Fuente: www.gob.mx

Saludos

Mario Meneses

Reunión Nacional de Academias de #SeguridadPublica e Institutos de Formación Policial


“La actuación de un policía debe garantizar que la justicia no se obstruya por malas prácticas en su función” subrayó el comisionado general de la Policía Federal, Manelich Castilla Craviotto, en el marco de la inauguración de la Primera Reunión Nacional de Academias de Seguridad Pública e Institutos de Formación Policial.

Por ello – sostuvo – deben fortalecerse sus capacidades y habilidades, ya que el correcto desempeño de los elementos de seguridad impactará en la reducción de los índices delictivos, lo cual se traducirá en una mayor aceptación y credibilidad de la población.

También, agregó que la capacitación y profesionalización de las corporaciones de seguridad deben darse a través de la labor conjunta entre las instituciones, para asegurar que en México los derechos humanos se respetan y protegen.

El secretario ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP), Álvaro Vizcaíno Zamora, informó que durante esta reunión se intercambiarán conocimientos, experiencias, casos de éxito y áreas de oportunidad, a fin fortalecer la coordinación y comunicación en el ámbito de la profesionalización policial.

Entre los temas que se abordarán en las mesas de trabajo destacan la ciberseguridad, la policía procesal, cómo generar confianza ciudadana en las instituciones policiales, el papel de las mujeres en las corporaciones, la implementación del Certificado Único Policial; asimismo la búsqueda de la acreditación inicial o equivalente por parte de las y los policías.

Aseguró que “se trata de un trabajo interinstitucional, con el propósito de actualizar el Programa Rector de Profesionalización, gracias al cual ahora los integrantes de las instituciones de seguridad pública cuentan con mayor tiempo de capacitación; nuevos programas de formación inicial para perfiles específicos, como es el caso de los elementos del Servicio de Protección Federal; más cursos de formación continua y talleres para desarrollar competencias profesionales y promover el trabajo coordinado entre las distintas áreas”.

Durante el evento, en el que también participó el Embajador de Ecuador en México, Leonardo Arizaga Schmegel, el titular del SNSP informó que para impulsar la profesionalización de los integrantes de las instituciones de seguridad pública y las capacidades de estados y municipios, este año el Gobierno de la República asignó 1502 millones de pesos del Fondo de Aportaciones para la Seguridad Pública y del Programa de Fortalecimiento para la Seguridad.

Estuvieron presentes el representante de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, Antonio Luigi Mazzitelli; la directora adjunta de la Iniciativa Mérida en la Embajada de Estados Unidos en México, Virginia Kent, y el representante de la División de Entrenamiento de la Academia Nacional del Buró Federal de Investigaciones, John P. Jarvis.

Fuente: www.cdnoticias.com.mx

Saludos

Mario Meneses

Empresas de #Seguridad entrarían en #certificación OEA (NEEC): SAT


Vie, 21/04/2017 – 7:09 am Por: Enrique Duarte

MONTERREY, N. L.- El Servicio de Administración Tributaria (SAT) evalúa la incorporación de las compañías que brindan seguridad en el traslado de mercancías relacionadas con las cadenas de suministro en actividades de comercio exterior, en la certificación del Operador Económico Autorizado (OEA).

Este proyecto se inscribe dentro del esfuerzo que realiza el fisco mexicano para fortalecer dicha certificación con el apoyo de otras instituciones gubernamentales.

En este sentido, Diego Mendoza, Subadministrador Central de Certificación y Asuntos Internacionales de Auditoría de Comercio Exterior, del SAT, reveló que se busca la celebración de acuerdos de cooperación con la Gendarmería mexicana y con la Dirección General de Aviación Civil (DGAC), de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

Con la DGAC se pretende promover el inicio de un programa piloto para alcanzar el reconocimiento mutuo entre los programas del Operador de Carga Segura (OCS), emitido por esta dirección, y el OEA (también conocido como Nuevo Esquema de Empresa Certificada-NEEC).

DATOS ACTUALIZADOS
Actualmente México cuenta con reglas para certificar a importadores-exportadores, empresas de transporte terrestre, agentes aduanales, parques industriales, recintos fiscalizados y fiscalizados estratégicos, firmas de mensajería y paquetería y al transporte ferroviario.

Mendoza reveló los datos más actuales de empresas que ya cuentan con esta certificación: Importadores-exportadores suman 515 (mismos que representan el 47% de las operaciones de comercio exterior en 2016), 74 autotransportistas, 74 agentes aduanales y un recinto fiscalizado.

El funcionario estuvo presente en el 5º Supply Chain Security Day realizado en esta ciudad norteña por el Clúster de Seguridad para el Comercio Internacional, formado por gobierno, iniciativa privada y la academia del estado de Nuevo León, que busca generar una conciencia y cultura de la seguridad entre las empresas.

La certificación OEA es una iniciativa global, liderada por la Organización Mundial de Aduanas, con el que se pretende que los gobiernos tengan un mayor control sobre las operaciones en la cadena de suministro de las empresas con actividades de comercio exterior, y que estas últimas fortalezcan su gestión de seguridad en todos los ámbitos productivos, para así evitar que las cargas sean “contaminadas” en sus traslados fronterizos.

Comenta y sígueme en Twitter: @EDuarteT21

Fuente: http://t21.com.mx

Saludos

Mario Meneses

Crean unidad de defensa de #DerechosHumanos de los #Policías; “sus derechos deben respetarse”


en Nacional 31 Marzo, 2017

La Comisión Nacional de Seguridad (CNS) puso en marcha la Unidad de Promoción y Defensa de los Derechos Humanos de los Policías federales (Prodepol) para atender las quejas de actos presuntamente violatorios de derechos humanos que manifiesten.

De acuerdo a lo publicado en el Diario Oficial de la Federación (DOF), la creación de esta área es para cumplir con el Programa Nacional de Derechos Humanos 2014-2018, con el fin de que el policía federal “se sienta seguro en sus garantías jurídicas y derechos humanos para poder exteriorizar y propagar ese sentir hacia la ciudadanía con la que tiene contacto y vinculación directa”.

Agrega que para que los policías respeten los derechos de los ciudadanos, primero se deben respetar sus derechos.

“Se debe comenzar al interior de esta institución, para que esta cultura sea reflejada en el actuar diario de los policías”.

Asesoría en trámites

Lo anterior porque señala que también se deben atender las necesidades de los servidores públicos que realizan actividades de alto riesgo “para optimizar sus condiciones de trabajo”.

Además, esta unidad servirá para asesorar a los elementos policiacos respecto a la tramitación de diversos servicios y prestaciones a que tengan derecho.

Asimismo, atenderá las quejas que deseen manifestar los policías para fortalecer el clima laboral y con el fin de que se sientan respaldados por la institución “ante las contrariedades que pudieran representar afectaciones a sus derechos humanos, así como aquellas que generen desaire o frustración en el desempeño de sus funciones”.

Hay plazo para atender quejas

Este decreto añade que la Prodepol contará con un plazo no mayor a 10 días hábiles para emitir una respuesta a las peticiones, sugerencias o quejas de los policías.

Cabe mencionar que organizaciones como el Movimiento Nacional por la Seguridad y en Pro de la Justicia (Mnspj) y Causa en  Común han reiterado en la importancia de que se respeten los derechos humanos de los policías con el fin de que ellos respeten la de la ciudadanía.

Además, el Mnspj ha solicitado la reforma a la fracción XIII del apartado B del artículo 123 porque actualmente si un agente es dado por el examen de control de confianza y demuestra que el mismo fue discrecional, ya no puede ser contratado nuevamente por ninguna autoridad.

Asimismo, ambas organizaciones han reiterado que es necesaria una reforma policial para regresar al ejército a sus cuarteles. 

enlace de DOF  http://dof.gob.mx/nota_detalle.php?codigo=5477716&fecha=28%2F03%2F2017

Fuente: www.angulo7.com.mx

Saludos

Mario Meneses

El #GobiernoMexicano ha fracasado en materia de #Seguridad.


Durante los últimos años en México se ha incrementado de forma alarmante el numero de homicidios, secuestros y desapariciones forzadas de personas a consecuencia de violentas pugnas entre poderosas organizaciones delictivas que compiten por el control del narcotráfico y otras actividades ilícitas lucrativas.
Como reacción, el gobierno mexicano decidió militarizar diversas regiones del país, generando con esto un clima de caos y temor que predomina en todo México, ya que el combate frontal a la delincuencia organizada, ha provocado un fuerte incremento del número de homicidios, torturas y otros abusos por parte de los miembros de las fuerzas de seguridad.
Asimismo, para combatir la descomposición social e institucional que se vive, el Presidente Enrique Peña Nieto, ha impulsando un paquete de reformas en materia de seguridad con el objeto de revertir la crisis por la que atraviesa el país, militarizando los cuerpos policiacos e integrando a miles de soldados y marinos a la Gendarmería Nacional para sustituir a la Policía Federal en el combate al crimen organizado, pero es importante mencionarse, que este modelo en el que militares asumieron labores policiacas ya ha fracasado en el pasado, es un cuento autoritario de dictaduras como las de Francisco Franco en España, Augusto Pinochet en Chile y Alberto Fujimori en Perú.
En México, desde 1999, el entonces presidente Ernesto Zedillo, decidió transferir soldados del ejército para formar la Policía Federal, Vicente Fox y Felipe Calderón, siguieron el ejemplo con el mismo resultado negativo, se incrementaron los índices de criminalidad, aumento la violencia, se dispararon los niveles de corrupción y las violaciones a derechos humanos se convirtieron en algo cotidiano. En pocas palabras, la militarización de los cuerpos policiacos y la Gendarmería Nacional, son un remake de otros libretos del pasado, nada original, nada nuevo, nada que vaya a funcionar, pero eso si, con nuevos y más atractivos crímenes cometidos por el Estado como sucedió en Ayotzinapa, Guerrero.
Por lo anterior, la estrategia del gobierno para combatir la delincuencia organizada a través de la nueva Ley de Seguridad Interior, resultará ineficaz, cuando existen policías y políticos que forman parte de las estructuras criminales, la creación de una nueva policía de mando único con las mismas bases putrefactas es insuficiente, se trata de una propuesta superficial que arrastrará al Presidente Enrique Peña Nieto a un abismo sin fondo.
México, es un país donde la impunidad se ha convertido en una forma de gobierno, mientras los involucrados en la corrupción de alto nivel no sean controlados mediante mecanismos ciudadanos, el país continuará igual o peor a pesar de que nuestros políticos propongan millones de reformas como la Ley de Seguridad Interior. ¿Quizás en estos momentos y ante las recomendaciones de la ONU en materia de derechos humanos, resulta interesante cuestionarnos si fue adecuado que la Secretaria de Gobernación absorbiera a la Secretaria de Seguridad Pública? 
El Presidente Peña Nieto, debe blindar el sistema de seguridad antes de cualquier intento por modernizarlo. Militarizar los cuerpos policiacos será un grave error del gobierno debido a que en cada región del país se presentan fenómenos sociales distintos y no pueden atacarse de la misma forma. Por ejemplo, tanto en Ayotzinapa como en Noxchitlan, el ejercito intervino en los conflictos, actuando de la misma forma represora que caracteriza al actual gobierno federal, generando con sus acciones un conflicto social severo para los mexicanos.

Conforme a lo anterior, podemos concluir que la gendarmería nacional, el mando único policiaco y en general la militarización de los cuerpos policiacos son estrategias superficiales para solucionar los problemas de seguridad por los que traviesa México, un policía de la frontera requiere de distinta capacitación que un policía que combate el narcotráfico, por lo que una política pública encaminada a la unidad de los cuerpos policiacos generará ingobernabilidad.

En este sentido, ante el evidente fracaso del gobierno para restaurar la paz social, surge la necesidad de que exista un cambio de rumbo en materia de seguridad, el proyecto de la gendarmería nacional simplemente no funcionó y a falta de policía seria, más bien de políticos capacitados en el tema, la inseguridad continuará creciendo en todo el territorio nacional de forma descontrolada de la mano de los grupos de autodefensa que no han dejado de existir.

México, está en crisis no por sus instituciones, no por sus leyes, no por sus policías, no por su pueblo; sino por sus políticos corruptos, los esfuerzos del gobierno federal para combatir la corrupción y la delincuencia son un intento de curar un cáncer con una aspirina. Al Presidente Peña Nieto le urgen cambios en materia de seguridad, han fallado todas las estrategias, cada día estamos peor y esta situación está arrastrando a nuestro país a un colapso generalizado de todos los sectores del Estado.
Saludos
Mario Meneses

Metodología de evaluación del #Policía #PrimerRespondiente


captura-de-pantalla-2016-11-18-a-las-17-14-14-1

La participación del #Policía en general, pero particularmente del #PrimerRespondiente, lo convierte en un actor fundamental en el procedimiento penal.

Con la modificación del artículo 21 constitucional, que establece que la investigación de los delitos corresponde a los policías bajo el mando y dirección del Ministerio Público, el policía se convierte en el primer eslabón en el proceso penal y, por regla general, es la primera autoridad con la que la sociedad tiene contacto. Es decir, es la cara del sistema de justicia.

La participación del policía en general, pero particularmente del primer respondiente, lo convierte en un actor fundamental en el procedimiento penal. Al hablar del policía como primer respondiente nos referimos a la primera autoridad con funciones de seguridad pública que arriba al lugar en el que se ha cometido un hecho probablemente delictivo o en el que se localizan o aportan indicios relacionados con el mismo. Es así como los policías adquieren una mayor relevancia en el sistema de justicia, pues son generalmente los primeros en conocer la noticia criminal para dar inicio a la investigación. Por tal motivo, un factor fundamental para el éxito del Sistema de Justicia Penal recae en las acciones que realice oportuna y adecuadamente el primer respondiente.

De acuerdo con el artículo 132 del Código Nacional de Procedimientos Penales y con el Protocolo Nacional de Primer Respondiente, que pretende homologar y guiar la actuación del policía, éste debe realizar, por lo menos, las siguientes funciones:

  1. a) recibir denuncias de cualquier hecho posiblemente constitutivo de delitos;
  2. b) proteger a los involucrados, en especial a la víctima;
  3. c) evitar que el delito llegue a consecuencias ulteriores;
  4. d) ubicar y entrevistar a testigos;
  5. e) detener a cualquier persona que este cometiendo delito flagrante y hacer de su conocimiento los derechos que le asisten, poniéndolo en inmediata disposición del Ministerio Público;
  6. f) preservar y proteger el lugar de la investigación.

Derivado de lo anterior, en CIDAC consideramos de suma importancia desarrollar instrumentos que permitan evaluar la operación del policía en funciones de primer respondiente en el sistema penal acusatorio. Por ello, se ha desarrollado la versión base de la Metodología de Evaluación del Policía Primer Respondiente. Si bien se trata de una herramienta que ha pasado por un proceso de diseño y validación, resulta pertinente señalar que es probable que se realicen ajustes al documento base, derivados del proceso de aplicación y de los resultados que arroje.

En el presente documento “Metodologia de Evaluación del policía primer respondiente” se explica el esquema general de la metodología, la delimitación del objeto de estudio, los lineamientos de medición propuestos -indicadores y estándares-, así como su herramienta de evaluación.
Fuente: CIDAC
Saludos

¿Cómo combatir la #Corrupción policíaca en México? por @causaencomun


corrupción
Uno de cada dos mexicanos que ha tenido contacto con una institución de seguridad pública ha dicho ser víctima o cómplice en un acto de corrupción policial.

Las 7 claves detrás de la corrupción policíaca en México (y cómo combatirla)

Arturo Angel (@arturoangel20)

Un estudio de Causa en Común A.C. revela problemas estructurales que favorecen la corrupción y propone un Modelo ya aceptado por seis estados para remediar el problema.

La corrupción de las distintas corporaciones de policía en México tiene causas y detonantes generales. Un estudio ciudadano las identificó y planteó un modelo para solucionarlo.

El problema es grave: en promedio uno de cada dos mexicanos que ha tenido contacto con una institución de seguridad pública ha dicho ser víctima o cómplice en un acto de corrupción policial de acuerdo con la Encuesta Nacional de Calidad e Impacto Gubernamental. De hecho, según la misma encuesta, la policía es percibida como la institución más corrupta de todas.

La corrupción tiene sus causas. Un diagnóstico elaborado por la organización Causa en Común identificó los factores claves que propician o favorecen la corrupción: falta de leyes y mecanismos claros de disciplina y sanción;ausencia de protocolos para el uso de la fuerza  y carencia de unidades de investigación realmente independientes.

A su vez dicha organización planteó un modelo de tres fases de implementación para revertir y disminuir los niveles de corrupción en las instituciones de seguridad pública. Ayer cuatro  gobernadores del país (Hidalgo, Estado de México, Morelos y Veracruz) y el Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, firmaron un acuerdo para adoptar y aplicar ese modelo.

“La corrupción policial puede atacarse, si se empiezan a aplicar estrategias que en primer lugar dejen de ver al problema como una cuestión individual, de “malos policías” y empiecen a generarse mecanismos por los que se identifiquen los factores estructurales e institucionales que hacen que los policías y los mandos sigan cometiendo perpetuando este tipo de conductas” dijo Marcela Figueroa, investigadora de Causa en Común.

Las causas de la enfermedad

El estudio denominado “Diagnóstico del Régimen Disciplinario Policial en México” realizado por Causa en Común analizó la normatividad que rige los sistemas disciplinarios de las corporaciones de seguridad públicas de los 32 estados del país; además estudió en terreno la operación de las Unidades de Asuntos Internos de policía en siete entidades.

Animal Político presenta las siete claves que resumen las deficiencias encontradas de acuerdo con el referido diagnóstico

1. Leyes y reglamentos confusos, obsoletos o inexistentes

El sistema de leyes y reglamentos que rige la actuación de los policías en los estados presenta múltiples deficiencias de acuerdo con Causa en Común.

Por ejemplo, hay estados donde ni siquiera existen estas normas que regulen los sistemas disciplinarios, es decir, no hay un reglamento que explique cómo debe de aplicarse lo que las leyes anticorrupción dicen. Tampoco existe claridad sobre que sanción  corresponde a cada falta y el motivo para ello.

A esto se suma que en casi todos los casos no existe un sistema que contemple la reparación del daño cuando un policía es erróneamente acusado, e incluso no existe la posibilidad de impugnar una sanción.

2. No hay protocolos de detenciones y uso de la fuerza

Los investigadores de Causa en  Común corroboraron al visitar seis estados (Chihuahua, Morelos, Nuevo León, Querétaro, Tabasco y Tamaulipas) que dos de ellos carecen por completo de un protocolo para realizar detenciones y emplear el uso de la fuerza. Esta situación hace imposible al policía conocer cómo actuar en cada situación y  no incurrir en abusos.

3. Deficientes Unidades de Asuntos Internos

Los investigadores detectaron que en las unidades de Chihuahua o Tlaxcala no hay investigación de campo de las posibles irregularidades internas, sino solo un análisis de reportes documentales. En la Unidad de Nuevo León no se atiende de forma debida a los ciudadanos mientras que en la de Tamaulipas no se investiga de plano a ningún mando.

Incluso los expertos alertaron que en varios casos las indagatorias de Asuntos Internos solo se hacen por orden expresa de los jefes superiores.

4. Castigo solo para individuos, no instituciones

En ninguno de los casos analizados Causa en Común encontró que existan mecanismos institucionales para revertir situaciones de corrupción. Los sistemas de sanciones contemplan solamente castigos para los agentes en particular que incurran en una falta sin que siquiera existan recomendaciones a nivel de una base o corporación para evitar malas prácticas.

5. No se fomenta la denuncia ciudadana

Los investigadores de Causa en Común detectaron que en las secretarías de Seguridad Pública de los estados se fomenta muy poco la denuncia ciudadana de los hechos de corrupción e incluso, aunque esta existe, hay prácticas que no contribuyen a que se realice.

6. No hay programas preventivos

Causa en Común detectó que no existen a nivel institucional programas preventivos para prevenir hechos graves de corrupción.

En el análisis a fondo realizado a los seis estados mencionados se detectó que solo uno de ellos (Querétaro) cuentan con algo denominado “sistemas de alerta temprana” que si pueden contribuir a detectar a tiempo situaciones que luego derivan en riesgo de corrupción lo que permite revertirlas con anticipación.

7. Graves violaciones a derechos procesales

Los investigadores encontraron que los policías se encuentran en un total estado de indefensión al no existir elementos normativos que estructuren una posibilidad de una defensa adecuada en caso de denuncias en su contra.

La cura en tres pasos

Para revertir el problema de la corrupción en el país Causa en Común propuso el denominado “Modelo de Prevención y Combate a la Corrupción Policial”. La premisa es que la clave pasa por el fortalecimiento de las Unidades de Asuntos Internos, así como la introducción de mecanismos de control civil interno y externo

En los hechos se trata de una estrategia que requiere tres fases de implementación:

Primera Fase: La investigación interna

El objetivo de esta fase, de acuerdo con el Modelo, es fortalecer las Unidades de Asuntos Internos responsables de indagar los actos de corrupción.

Para ello se sugiere crear una base de ética y normativa con (entre otras cosas) un adecuado régimen disciplinario, un catálogo de faltas y sanciones, un código de ética actualizado, protocolos de uso de la fuerza en todos los casos, entre otros.

También se instruye poner en marcha un sistema de quejas y denuncias seguro para los ciudadanos y que funcione.

Segunda fase: supervisión a fondo

Lo que propone Causa en Común en esta fase es que se integre en cada estado un área de Disciplina y un área Combate a la Corrupción, cada una con su equipo independiente, que se encargue de investigar de forma diferenciada los hechos que sean meras faltas de conducta de aquellos que puedan representar incluso un delito.

Además se sugiere que dichas áreas no solo indaguen la actuación de los policías sino también de personal de civil que labora en las corporaciones de seguridad pública.

Causa en Común propone en esta fase la creación de comités que participen en el funcionamiento de estas áreas y que cuenten con representantes de la sociedad civil separados de las dependencias policiales.

Tercera fase: vigilancia externa

Como tercera fase del modelo para prevenir y erradicar la corrupción Causa en Común propone el diseño de un órgano externo y autónomo a la Policía que supervise periódicamente el funcionamiento de las áreas de Disciplina y Combate a la Corrupción de las corporaciones y que incluso tenga la facultad de ordenas investigaciones totalmente independientes cuando la gravedad de un caso lo amerite.

De acuerdo con la organización este nuevo órgano deberá contar con su presupuesto propio para funcionar adecuadamente y sus protocolos de operación.

Dicho órgano podrá su vez recibir quejas ciudadanas que remitirá a las áreas responsables de investigarlas. Incluso tendrá la capacidad de remitir al Ministerio Público evidencias de la comisión de un delito, de ser el caso.

Fuente: Animal Político

Saludos

Mario Meneses

Blog informativo y de consulta, dedicado a promover la Cultura de la Seguridad y la Prevención Social de la Violencia y la Delincuencia.

A %d blogueros les gusta esto: