Archivo de la categoría: Seguridad Ocupacional

Salud mental, ¿prioridad marginada? #RiesgosPsicosociales


El discurso teórico es bien conocido: la salud mental es vital para el bienestar del trabajador y la productividad de la empresa. Nadie se atrevería en nuestros días a negar que la salud es un concepto transversal e integral que abarca cuerpo y mente. Sin embargo, los prejuicios sociales han llevado tradicionalmente a estigmatizar a las personas con problemas de salud mental, como si no tuvieran la misma legitimidad que la diabetes o la hipertensión.

Los trastornos mentales son una de las principales causas de incapacidad laboral en países desarrollados y, según un estudio de la Asociación Europea para la Depresión (EDA), 1 de cada 10 empleados ha causado baja laboral por depresión. Esta dolencia afecta actualmente a 300 millones de personas en el mundo y es la primera causa de discapacidad, según la OMS. Por tanto, gestionar los riesgos psicosociales y promocionar la salud mental en el trabajo (o a pesar del trabajo) son dos de los retos más importantes a la hora de alcanzar una empresa saludable.

Desde la Unidad de Psicología de Mutua Universal advierten que “las empresas tienen un papel fundamental en la prevención y cuidado de la salud mental de los trabajadores a través de la promoción de ambientes de trabajo saludables. Aún existen prejuicios acerca de lo que puede representar la depresión, lo que provoca que muchos casos no se diagnostiquen ni reciban un tratamiento adecuado y se estigmatice, además, a las personas que la padecen. Entre todos debemos contribuir a crear una cultura que entienda que la mayoría de las enfermedades mentales que existen en la población trabajadora son tratables y en muchos casos pueden prevenirse”.

A vueltas con la salud mental

Ya hemos visto que el discurso teórico anterior (o de lo políticamente correcto) se queda en una mera declaración de intenciones. La realidad en la empresa es más dura: o no se hace nada por la salud mental, o –peor aún- es la propia empresa la que atenta contra la salud mental de sus trabajadores.

Dicen que los diamantes se hacen bajo presión; el oro limpia sus impurezas con el fuego. Y, por analogía, la empresa tensiona la salud mental del activo humano sin que sepamos bien en aras a qué proceso de mejora (si lo hubiere). Con las honrosas excepciones de siempre, lo general es que las organizaciones que no atajan el desgaste profesional acaben afectando a la salud física y mental de su personal.

En la empresa, o no se hace nada por la salud mental, o –peor aún- es la propia organización la que atenta contra la salud mental de sus trabajadores

“Todas las formas de acoso laboral son consideradas como uno de los principales riesgos físicos y psicosociales a los que puede enfrentarse una persona trabajadora durante su vida laboral. Se considera, por tanto, toda acción de violencia laboral como un riesgo psicosocial en el que las personas trabajadoras, directivos incluidos, tras sufrir desgastes, abusos, intimidaciones, agresiones y ataques psíquicos dentro del entorno laboral, desembocan en una situación en la que peligra su bienestar, su seguridad y su salud”, dice Miquel Àngel Serrat, criminólogo y experto en bienestar laboral.

Las nuevas condiciones de productividad y competitividad empresarial están reñidas con la salud mental porque son generadoras de inseguridad, presión laboral-carga mental, estrés y burnout(síndrome de estar quemado). Tanto es así que el Pleno del Senado aprobó en marzo una Declaración Institucional proponiendo que el 2017 sea declarado Año de la Salud Mental en España. Justifican tal declaración en el aserto de que “la salud mental es un componente integral y esencial de la salud, y es uno de los principales problemas que afectan a nuestro sistema sanitario, tanto a la economía en general como al bienestar en particular”.

No podemos pronosticar el desarrollo y alcance de tal posicionamiento, pero un detalle es evidente: las declaraciones de intenciones nos delatan, indicando que concebimos la salud mental como una prioridad, aunque reconocemos que es una de nuestras múltiples asignaturas pendientes, una actividad que casi siempre queda postergada.

La Promoción de la Salud en el Lugar de Trabajo (PSLT) debe atender cuerpo y mente, consiguiendo, como propone la OMS que la salud mental sea “un estado de bienestar en el que la persona desarrolla sus capacidades y es capaz de hacer frente al estrés normal de la vida, de trabajar de forma productiva y de contribuir a su comunidad”. Restar visibilidad al problema de la salud mental laboral es insolidario, pero, además, un desperdicio del talento humano.

Por Manuel Domene| 26 de Junio de 2017 Revista Protección Laboral

Saludos

Mario Meneses

Anuncios

“Seguridad en los procesos industriales” #video autor Mirador Universitario – CUAED


Se proporciona información importante para priorizar la seguridad en los procesos industriales.

Canal:

(2015)

Distintivo PC – Colegio Mexicano de Rescatistas. #Desastres


 

Propiedad Intelectual del Colegio Mexicano de Rescatistas AC, Derechos Reservados

El Turismo ha transformado la vida de muchos países y de sus ciudadanos, convirtiéndose en un motor de cambio en sus economías, creador de riquezas, empleo y transmisor de cultura, en función de los que están y los que llegan, logrando un mayor acercamiento entre los hombres y mujeres del mundo.

Este crecimiento acelerado del turismo es el resultado de la importancia que a través de los años este sector ha representado para México que han basado en él, parte de su desarrollo económico y social.

Consecuencia de lo anterior todo el sector hotelero en México cuenta con un Distintivo “M” el cual es un Sistema para el mejoramiento de la Calidad a través del cual las empresas turísticas podrán estimular a sus colaboradores e incrementar sus índices de rentabilidad y competitividad, con base en una forma moderna de dirigir y administrar una empresa turística, condiciones que le permitirán satisfacer las expectativas de sus clientes; un Distintivo “H”, el cual tiene el propósito fundamental de disminuir la incidencia de enfermedades transmitidas por los alimentos en turistas nacionales y extranjeros y mejorar la imagen de México a nivel mundial con respecto a la Seguridad Alimentaria.

Sin embargo nos hemos olvidado un poco de la Seguridad en Materia de Protección Civil, la cual es importante para el sector turístico en México, la cual es de vital importancia para que el sector sea Resiliente a las Emergencias, Siniestros o Desastres que puedan presentarse en sus Instalaciones, en el entorno o en su localidad.

Recordemos que es responsabilidad y obligación de todo hotel, resguardar a los huéspedes en caso de que ocurra un evento que ponga en riesgo su integridad física.

Segundo, porque los desastres pueden destruir el progreso que el sector turístico ha logrado a lo largo de los años. Las medidas de preparación de desastres, no solamente protegen a las personas, también contemplan medidas que aseguran las edificaciones, mobiliario y equipo de los hoteles ante posibles emergencias, siniestros o desastres.

Tercero, porque los procedimientos (administrativos y operativos) requeridos para la preparación ante emergencias, siniestros o desastres fortalecen la infraestructura hotelera en México.

Y cuarto, porque los hoteles mexicanos ganarán prestigio y generarán confianza al perfilarse como Hoteles Seguros y Resilientes ante Emergencias, Siniestros o Desastres. Cada vez es más frecuente a nivel mundial la búsqueda de hoteles que no sólo ofrezcan buenas condiciones de limpieza, calidad y presentación de alimentos y confort, sino también seguridad contra desastres.

El territorio nacional se encuentra sujeto a gran variedad de fenómenos que pueden causar desastres. Por ser parte del llamado Cinturón de Fuego del Pacífico, el país es afectado por una fuerte actividad sísmica y volcánica. Dos terceras partes del país tienen un riesgo sísmico significativo, que se debe principalmente a los terremotos que se generan en la Costa del océano Pacífico, en la conjunción de las placas tectónicas de Cocos y de Norteamérica. Del sinnúmero de volcanes que han existido en las distintas épocas geológicas en el territorio, catorce de ellos han hecho erupción en tiempos históricos y se consideran activos o representan zonas activas.

La ubicación del país en una región intertropical, lo hace sujeto a los embates de huracanes que se generan tanto en el océano Pacífico como en el Atlántico. Los efectos de estos fenómenos, en términos de marejadas y vientos, se resienten principalmente en las zonas costeras del Pacífico, del Golfo y del Caribe; las lluvias intensas que estos fenómenos originan pueden causar inundaciones y deslaves no sólo en las costas sino también en el interior del territorio.

De los 25 ciclones que en promedio llegan cada año a los mares cercanos al país, cuatro o cinco suelen penetrar en el territorio y causar daños severos. También se presentan lluvias intensas, con las consecuentes inundaciones y deslaves importantes, y con mucha frecuencia de manera independiente de la actividad ciclónica, debido a las tormentas que se generan en la temporada de lluvias. En sentido opuesto, la escasez de lluvia se resiente en diversas regiones que, cuando se mantiene por periodos prolongados, da lugar a sequías que afectan la agricultura, la ganadería y la economía en general inclusive el Sector Hotelero.

Y si a eso agregamos los crecientes efectos del cambio climático, se concluye necesariamente que, México es un territorio con alta probabilidad de desastres. Por esas razones es de trascendental importancia crear e implementar los planes respuesta a emergencias ante los riesgos que se expone el sector hotelero.

Por lo que el Colegio Mexicano de Rescatistas AC (CMR), otorga el “Distintivo PC”, a la industria Hotelera que demuestra cumplir satisfactoriamente con los requerimientos legales y operativos en materia de protección civil.

El proceso de certificación consiste en la revisión sistemática y exhaustiva a la empresa en sus procedimientos de actuación en caso de emergencias, siniestros o desastres, con la finalidad de comprobar su capacidad de respuesta y grado de cumplimiento de los aspectos normados en materia de protección civil.

La evaluación contempla el análisis de soportes documentales, asi como de las actividades que se realizan para mitigar los efectos de las emergencias, siniestros o desastres, a fin de emitir las recomendaciones preventivas y correctivas correspondientes.

OBJETIVO GENERAL DEL DISTINTIVO PC

Evaluar la Capacidad de Respuesta a las emergencias, siniestros o desastres, de los Servicios de Hotelería en el Territorio Nacional.

OBJETIVOS ESPECIFICOS DEL DISTINTIVO PC

1.- Realizar un levantamiento de información relacionada con la respuesta a emergencias, siniestros o desastres, mediante entrevistas estructuradas y la observación directa de los procesos que se ejecutan en relación a las emergencias, siniestros o desastres.

2.- Analizar la información recopilada, seleccionándola y organizándola detalladamente, determinando así el alcance y las necesidades del inmueble que se trate.

3.- Elaborar las correcciones necesarias que deberá llevar a cabo la empresa, con la finalidad de verificar que cumpla con la normatividad vigente en materia de protección civil (fase operativa).

4.- Implementar las correcciones para que la empresa sea menos vulnerable a las emergencias, siniestros o desastres, otorgando mayor seguridad a los usuarios de las instalaciones hoteleras del territorio nacional.

PROCESO DE EVALUACION Y CERTIFICACION PARA LA OBTENCION DEL DISTINTIVO “PC”

El proceso de evaluación y certificación está conformado por cuatro etapas durante las cuales se llevan a cabo diferentes procesos administrativos y técnicos que involucran un costo.

ETAPAS

1.- Recepción de Solicitud para Evaluación.

2.- Evaluación Documental y del Inmueble.

3.- Evaluación de Seguimiento.

4.- Auditoria Final.

5.- Entrega del Distintivo.

 

LISTA DE EVALUADORES Y AUDITORES PARA LA OBTENCIÓN DEL “DISTINTIVO PC” AUTORIZADAS POR EL C.M.R.

EVALUADORES AUTORIZADOS POR EL C.M.R.

AUDITORES AUTORIZADOS POR EL C.M.R.

Fuente: www.cmr.org.mx

Saludos

@MarioMeneses_

 

Conoce las causas de las enfermedades de orden psico-social.


Consultoría

Tips para cuidar tu salud

Por: Érika Uribe

Las elevadas exigencias del mercado laboral, los altos niveles de competitividad, la carga excesiva de trabajo, la irregular situación económica y las relaciones profesionales adversas son la causa de enfermedades de orden psico-social. Todas ellas surgen como el nuevo fantasma que amenaza la salud de los ejecutivos y la productividad empresarial.

Sí, leíste bien. Se trata de nuevos padecimientos que bajo nombres tan peculiares como tecnoestrés, mobbing, burnoutkaroshi están transformando las relaciones laborales y la calidad de vida de los dueños de negocios de todos los sectores, así como de sus colaboradores. A pesar de ser males reales causados por el estrés laboral, en México no hay un conocimiento generalizado al respecto ni estadísticas específicas sobre el tema. Es más, dentro de las 161 enfermedades enlistadas en la Ley Federal del Trabajo, el estrés no figura.

Las enfermedades laborales de orden psicosocial son reales y afectan cada vez a más personas. México es el segundo país con más líderes empresariales estresados, sólo después de China y antes que Turquía, señala la consultora de negocios Grant Thornton en su International Business Report.

Además, es de las naciones donde más se trabaja al día (la media es de 10 horas), aunque eso no se refleja en el bolsillo de los trabajadores, advierte la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). Quizá por ello, seis de cada 10 mexicanos consideran que las exigencias laborales aumentaron el último año. De acuerdo con el Workmonitor, estudio elaborado por Randstad –empresa especialista en recursos humanos– no lo ven compensado en su remuneración.

Al factor económico se suman otros elementos, como la inseguridad y la alta rotación de personal. Esto da como resultado que, según la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), tres de cada 10 empleados vivan con estrés.

En tanto que la situación en EE.UU. no es muy diferente. Una encuesta nacional de opinión pública de la American Psychological Association indica que para dos tercios de los estadounidenses el hablar de trabajo tiene un impacto significativo sobre su nivel de estrés. Lo anterior se traduce en un costo de unos US$300,000 millones al año. La cifra resulta del ausentismo, disminución de la productividad, rotación de personal, seguros directos y honorarios médicos y legales.

Aplica la receta

A continuación, te presentamos algunos de los padecimientos que afectan cada vez a más personas y los remedios para mantenerte siempre sano en cuerpo y mente.

Tecnoestrés. Se genera por los largos periodos que los ejecutivos dedican al uso de dispositivos tecnológicos (computadora y teléfono) y al uso intensivo que hacen de Internet. Ocasiona dificultad para concentrarse, fatiga, aislamiento, ansiedad, dolor de cabeza, cuello y espalda, alteraciones del sueño, gastritis, palpitaciones, mareos e hipertensión arterial.

Apego enfermizo a la tecnología. Afecta al 63% de los usuarios de Internet y los mayores de 40 años son las principales víctimas. Para disminuir su impacto en la salud, los psicólogos proponen adoptar técnicas de relaja-ción y aprender a ver la tecnología como una herramienta de trabajo y no como un fin.

Síndrome de burnout. Se atribuye a la sobrecarga de trabajo, constantes cambios de turno o de huso horario, excesivos niveles de responsabilidad y condiciones laborales inadecuadas. Ocasiona dolor de cabeza, alteraciones digestivas, trastornos del sueño, elevación de la presión arterial, fatiga, palpitaciones, depresión, cansancio emocional, minusvalía, apatía y ansiedad.

Tan sólo en Estados Unidos se relaciona con el 60% del ausentismo laboral y genera gastos por US$57,000 millones anuales, según la American Psycologycal

Para marcarle un alto, se recomienda enfrentar la situación y corregir aspectos estresantes. Lo ideal es tomar terapia psicológica, llevar una dieta sana, hacer ejercicio y hasta cambiar de actividad.

Mobbing. Consiste en el hostigamiento psicológico que dos o más personas ejercen de manera sistemática –en un mínimo de seis meses y al menos una vez a la semana– contra algún miembro de la organización. Puede darse de superiores a subordinados, a la inversa o entre iguales. La víctima recibe ataques que alteran su rendimiento laboral y le ocasionan estrés, miedo, irritabilidad, apatía, frustración o pensamientos suicidas.

En México, entre el 8 y el 12% de los trabajadores admite haber sufrido este tipo de agresión, indican estudios de la Universidad de Guadalajara. Para remediarlo, hay que buscar el apoyo de una organización, solicitar orientación psicológica y, si el caso lo amerita, llevar el caso ante los juzgados.

Karoshi. De origen japonés, en español este nombre significa “muerte por exceso de trabajo” y hace referencia al fallecimiento súbito de un individuo –aparentemente sano– en su trabajo y a consecuencia de un derrame cerebral o de un ataque al corazón. Esto se debe a jornadas laborales excesivas y demasiada presión, que el organismo no es capaz de soportar.

La presión arterial aumenta, las arterias se endurecen y cesa el flujo sanguíneo al cerebro y/o corazón. Las personas más propensas tienen entre 40 y 50 años, y más de la mitad son ejecutivos, empleados de oficina y funcionarios públicos. Para evitarlo, se debe reenfocar la cultura laboral y hacer énfasis en el cuidado de la salud y la calidad de vida.

Más soluciones

Aunque falta mucho camino por recorrer, las organizaciones –sobre todo, las de tamaño mediano y grande– comienzan a prestar atención a las enfermedades psicosociales. En Finlandia, por ejemplo, se promueve no sólo la salud física de los trabajadores, sino también la mental, dice el informe Mental Health In The Workplace, de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

En tanto que en Alemania, las empresas tienen programas para reducir estos trastornos. Por su parte, en el Reino Unido se han diseñado políticas de salud mental para el lugar de trabajo. En el caso de México, la legislación establece como obligación del patrón otorgar a su personal condiciones de seguridad.

Dentro de ellas está la identificación y medición de riesgos, capacitación y adiestramiento por instructores autorizados por la Secretaría del Trabajo y Previsión Social. Asimismo, brindar equipo de protección personal y monitorear la salud de cada empleado, explica Perla Edith Castillo Ramírez, especialista en Medicina del Trabajo.

La también directora operativa de Impulso Integral y Desarrollo, firma especializada en salud e higiene en el trabajo, señala que el asalariado tiene responsabilidades. Por ejemplo, debe usar equipo de protección personal, apegarse a los tiempos de descanso y actualizarse sobre el uso correcto de los equipos y medidas de seguridad.

Para Arturo Ruiz Velasco, psicoterapeuta y consultor en desarrollo humano a cargo de la firma OM Capital Humano, si las organizaciones dieran apoyo emocional a sus trabajadores y tuvieran un área específica para soporte emocional, se evitarían muchos problemas de salud y mejoraría la productividad.
“Lo más importante es gestionar una cultura de la prevención y lograr una sinergia empresa-trabajador. Con ello, se evitarían costes adicionales por baja productividad y, en algunos casos, la baja laboral”, concluye el especialista.

Consejos básicos

Aunque el estrés laboral es un padecimiento hasta cierto punto inevitable, existen algunas estrategias para manejarlo.

Aprender a comunicar. Para ello, presta atención a lo que se te dice, evalúa tu entorno y emplea las palabras adecuadas.
Desarrollar empatía. En términos coloquiales, ponte en los zapatos de otros.
Negociar. Hazlo desde una óptica de dar-dar: yo doy, tú das y los dos ganamos.
Decir no. Pon en una balanza tus prioridades, capacidades y expectativas. Nunca actúes sólo por complacer a los demás.
Tomarte un tiempo para ti. Haz ejercicios en tu lugar de trabajo o tómate algunos minutos para despejarte, respirar y meditar. A veces, 15 o 20 minutos son la mejor salida para liberar adrenalina.

Para mantenerte siempre sano

Da su justo valor al trabajo
Define prioridades
Limita tu actividad laboral al centro de trabajo
Aprende a fijar límites
Organiza tu tiempo
Realiza una actividad física de forma constante
Sigue una dieta equilibrada
Descansa
Si es necesario, busca asesoría de un terapeuta

Fuente: www.soyentrepreneur.com

Saludos

@MarioMeneses_

 

El #DECLARALAB es una herramienta informática. #Vigilancia y cumplimiento de la #Normatividad laboral. Condiciones de trabajo y #RiesgoLaboral.


 

Enlace permanente de imagen incrustada

El DECLARALAB es una herramienta informática, que la autoridad del trabajo pone a disposición de los patrones como parte de la modernización en la vigilancia y cumplimiento de la normatividad laboral en los centros de trabajo, que se diseñó considerando la sinergia de un crecimiento sostenido con base en la productividad, y salvaguardando los derechos de los trabajadores.

La herramienta que se pone a su disposición cuenta con elementos que permiten la flexibilidad de cumplir con las disposiciones reglamentarias aplicables en materia de seguridad y salud del trabajo, de una manera oportuna y auto programable. Donde el cumplimiento por parte de la empresa para atender la normatividad aplicable, se puede realizar en cualquier momento, por lo que no queda sujeto a un horario en particular, lo cual no interfiere en el desarrollo de otras actividades de interés para el centro de trabajo.

El sistema cuenta también con elementos que ofrecen una asesoría virtual, los cuales identifican aquellos puntos de las normas aplicables a cada centro de trabajo.

Con este esquema se ofrecen mayores oportunidades de cumplimiento, además de la promoción de una cultura de prevención, lo que coadyuvará a un desarrollo económico entre los factores de la producción.

Fuente: Declaralab

Para obtener su clave de usuario y contraseña regístrese aquí

Saludos

@MarioMeneses_