Guardia nacional: otra ocurrencia para agravar la inseguridad


Medio de Comunicación Digital | Seguridad Personal y Profesional

El pasado 4 de enero, López Obrador abundó en sus ocurrencias en materia de seguridad: “Informo que vamos a integrar a todas las fuerzas policíacas y militares del país en una sola corporación; se va a crear una guardia nacional para garantizar la seguridad”, dijo en el acto donde anunció que Alfonso Durazo sería el secretario de Seguridad en caso de ganar la Presidencia. Hay que decirlo de manera rápida y directa: la propuesta no tiene pies ni cabeza.

En caso de ser llevada a la práctica, sería un enorme desastre, peor que el de la desaparición de la Secretaría de Seguridad, que se traducirá en los mismos o mayores niveles de inseguridad. Una de las causas estructurales de la impunidad e inseguridad en el país es el desfase entre la velocidad de fragmentación, expansión y diversificación de las organizaciones criminales y la lentitud con que crecen las capacidades estatales de prevenir, perseguir y castigar los delitos. Crear esa guardia nacional agravaría el desorden y la ineptitud de las instituciones responsables de la seguridad y la justicia. La razón es simple: la propuesta carece de sentido en términos jurídicos, políticos, administrativos y operativos.

Comencemos por lo jurídico. Dicen AMLO y Durazo que la figura ya existe en la Constitución, por lo que no se requeriría ninguna reforma legal. Falso. Es cierto que la Guardia Nacional es mencionada en diversos artículos constitucionales, pero se refieren a otra cosa muy diferente de lo que están proponiendo. En un buen análisis de esto, Pascal Beltrán, director de Excélsior, concluía lo siguiente: (la Guardia) “no puede ser creada por el Ejecutivo. Sus miembros no son militares, sino civiles, que tienen la obligación constitucional de inscribirse en ella. Depende de los gobernadores de cada estado (no del presidente). Un eventual presidente López Obrador sólo podría tener mando sobre ella en la entidad federativa donde él estuviese, a menos de que el Senado autorizara otra cosa. Ah, y no tiene ley reglamentaria”.

En otras palabras, es inviable jurídicamente a menos que modifiquen la Constitución. Suponiendo que lo consiguieran, veamos el galimatías político que se produciría. Agrupar a prácticamente todos los soldados, todos los marinos, todos los policías federales y ministeriales, a los agentes del Instituto Nacional de Migración, etcétera (para llegar a los 400 mil elementos) generaría enormes resistencias políticas. Si el Ejército se opuso a Peña Nieto a pasarle 40 mil soldados para formar la Gendarmería, ¿estarán Sedena y Semar dispuestas a desaparecer prácticamente y ceder casi la totalidad de sus elementos para formar la guardia nacional? No se aclara si las policías estatales y municipales también se incorporarán a esa guardia; en caso de que sí, ¿cree usted que los gobernadores entregarán gustosos esas facultades, presupuestos y recursos? Además, ello implicaría reformar la Constitución y muchas leyes más. Imposible. Pensemos que después de un par de años, AMLO vence las resistencias políticas que supone quitarles poder y presupuesto a muchas secretarias y a gobiernos estatales y municipales.

El caos administrativo y presupuestal de la nueva dependencia sería terrible: igualar plazas, niveles salariales, escalafones, reglamentos, prestaciones, niveles jerárquicos podría llevarse años, mientras la operación sería un completo desastre. Definir el organigrama de la nueva dependencia sería una hazaña. Algo similar, pero de nivel menor, se vivió con la integración de la Secretaría de Seguridad Pública en la de Gobernación. Mientras esos procesos pudieran ser diseñados, aprobados e instrumentados se iría el sexenio. Pero ello significaría que la operación de la Guardia Nacional sería de una ineficacia y un desorden monumentales, para gusto y placer de las organizaciones criminales.

Y eso sin contar que los policías y marinos reconvertidos no serían policías, sino soldados y marinos disfrazados y los policías estatales y municipales igual de malos que siempre. Crearía un monstruo burocrático, pero no una policía eficaz. ¿Alguna otra ocurrencia Sr. López Obrador?

Fuente: Guardia Nacional

Saludos

Mario Meneses

Anuncios

Policía Federal se encuentra abandonada, los superiores desviaron recursos millonarios que eran para viáticos y hospedaje de los uniformados.


Imagen: Policías Federales desalojados

LNR.- Miembros de la Policía Federal denunciaron de manera anónima que se encuentran actualmente en una situación lamentable debido a que han sido desalojados de los hoteles que les brindaban hospedaje y alimentos en la diversas ciudades donde se encuentran en servicio por órdenes de la Comisión Nacional de Seguridad que a su vez depende de la Secretaría de Gobernación después de la reforma institucional que extinguió a la Secretaría de Seguridad Pública al inicio del sexenio de Enrique Peña Nieto.

La administración de los hoteles donde se hospedaban les informó que los encargados del área administrativa de la Policía Federal y de la Gendarmeria tienen un atraso en el pago de las facturas desde el mes de marzo de 2017, por lo que se ha suspendido el servicio de alojamiento a los uniformados. En el mejor de los casos se les ha permitido pernoctar en las habitaciones pero sin acceso a servicio de luz y agua ya que los operadores ya no pueden solventar el hospedaje de los policías sin recibir el pago correspondiente por los servicios.

Balance de deudas de la Policía Federal

Los federales denuncian que dicha situación se deriva del desvío de fondos destinados para el hospedaje y alimentación. El monto de los recursos se calcula en millones de pesos y la problemática se presenta en varias entidades federativas del país donde los policías continúan laborando sin acceso a la alimentación y pernoctando inclusive en casas de campaña en áreas verdes lo que representa una exposición ante el crimen organizado en ciertas regiones.

Los policías federales denuncia que la contingencia financiera que presenta la institución es culpa de la corrupción y no es la primera vez que esta situación se presenta en la institución policíaca que ha sufrido del abandono institucional en la presente administración bajo la dirección de Miguel Ángel Osorio Chong.

Policías Federales desalojados

 

Policías Federales en bodegas

 

Fuente : lanuevarevolucion.org

Saludos

Mario Meneses

Empresas de #Seguridad entrarían en #certificación OEA (NEEC): SAT


Vie, 21/04/2017 – 7:09 am Por: Enrique Duarte

MONTERREY, N. L.- El Servicio de Administración Tributaria (SAT) evalúa la incorporación de las compañías que brindan seguridad en el traslado de mercancías relacionadas con las cadenas de suministro en actividades de comercio exterior, en la certificación del Operador Económico Autorizado (OEA).

Este proyecto se inscribe dentro del esfuerzo que realiza el fisco mexicano para fortalecer dicha certificación con el apoyo de otras instituciones gubernamentales.

En este sentido, Diego Mendoza, Subadministrador Central de Certificación y Asuntos Internacionales de Auditoría de Comercio Exterior, del SAT, reveló que se busca la celebración de acuerdos de cooperación con la Gendarmería mexicana y con la Dirección General de Aviación Civil (DGAC), de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

Con la DGAC se pretende promover el inicio de un programa piloto para alcanzar el reconocimiento mutuo entre los programas del Operador de Carga Segura (OCS), emitido por esta dirección, y el OEA (también conocido como Nuevo Esquema de Empresa Certificada-NEEC).

DATOS ACTUALIZADOS
Actualmente México cuenta con reglas para certificar a importadores-exportadores, empresas de transporte terrestre, agentes aduanales, parques industriales, recintos fiscalizados y fiscalizados estratégicos, firmas de mensajería y paquetería y al transporte ferroviario.

Mendoza reveló los datos más actuales de empresas que ya cuentan con esta certificación: Importadores-exportadores suman 515 (mismos que representan el 47% de las operaciones de comercio exterior en 2016), 74 autotransportistas, 74 agentes aduanales y un recinto fiscalizado.

El funcionario estuvo presente en el 5º Supply Chain Security Day realizado en esta ciudad norteña por el Clúster de Seguridad para el Comercio Internacional, formado por gobierno, iniciativa privada y la academia del estado de Nuevo León, que busca generar una conciencia y cultura de la seguridad entre las empresas.

La certificación OEA es una iniciativa global, liderada por la Organización Mundial de Aduanas, con el que se pretende que los gobiernos tengan un mayor control sobre las operaciones en la cadena de suministro de las empresas con actividades de comercio exterior, y que estas últimas fortalezcan su gestión de seguridad en todos los ámbitos productivos, para así evitar que las cargas sean “contaminadas” en sus traslados fronterizos.

Comenta y sígueme en Twitter: @EDuarteT21

Fuente: http://t21.com.mx

Saludos

Mario Meneses

El #GobiernoMexicano ha fracasado en materia de #Seguridad.


Durante los últimos años en México se ha incrementado de forma alarmante el numero de homicidios, secuestros y desapariciones forzadas de personas a consecuencia de violentas pugnas entre poderosas organizaciones delictivas que compiten por el control del narcotráfico y otras actividades ilícitas lucrativas.
Como reacción, el gobierno mexicano decidió militarizar diversas regiones del país, generando con esto un clima de caos y temor que predomina en todo México, ya que el combate frontal a la delincuencia organizada, ha provocado un fuerte incremento del número de homicidios, torturas y otros abusos por parte de los miembros de las fuerzas de seguridad.
Asimismo, para combatir la descomposición social e institucional que se vive, el Presidente Enrique Peña Nieto, ha impulsando un paquete de reformas en materia de seguridad con el objeto de revertir la crisis por la que atraviesa el país, militarizando los cuerpos policiacos e integrando a miles de soldados y marinos a la Gendarmería Nacional para sustituir a la Policía Federal en el combate al crimen organizado, pero es importante mencionarse, que este modelo en el que militares asumieron labores policiacas ya ha fracasado en el pasado, es un cuento autoritario de dictaduras como las de Francisco Franco en España, Augusto Pinochet en Chile y Alberto Fujimori en Perú.
En México, desde 1999, el entonces presidente Ernesto Zedillo, decidió transferir soldados del ejército para formar la Policía Federal, Vicente Fox y Felipe Calderón, siguieron el ejemplo con el mismo resultado negativo, se incrementaron los índices de criminalidad, aumento la violencia, se dispararon los niveles de corrupción y las violaciones a derechos humanos se convirtieron en algo cotidiano. En pocas palabras, la militarización de los cuerpos policiacos y la Gendarmería Nacional, son un remake de otros libretos del pasado, nada original, nada nuevo, nada que vaya a funcionar, pero eso si, con nuevos y más atractivos crímenes cometidos por el Estado como sucedió en Ayotzinapa, Guerrero.
Por lo anterior, la estrategia del gobierno para combatir la delincuencia organizada a través de la nueva Ley de Seguridad Interior, resultará ineficaz, cuando existen policías y políticos que forman parte de las estructuras criminales, la creación de una nueva policía de mando único con las mismas bases putrefactas es insuficiente, se trata de una propuesta superficial que arrastrará al Presidente Enrique Peña Nieto a un abismo sin fondo.
México, es un país donde la impunidad se ha convertido en una forma de gobierno, mientras los involucrados en la corrupción de alto nivel no sean controlados mediante mecanismos ciudadanos, el país continuará igual o peor a pesar de que nuestros políticos propongan millones de reformas como la Ley de Seguridad Interior. ¿Quizás en estos momentos y ante las recomendaciones de la ONU en materia de derechos humanos, resulta interesante cuestionarnos si fue adecuado que la Secretaria de Gobernación absorbiera a la Secretaria de Seguridad Pública? 
El Presidente Peña Nieto, debe blindar el sistema de seguridad antes de cualquier intento por modernizarlo. Militarizar los cuerpos policiacos será un grave error del gobierno debido a que en cada región del país se presentan fenómenos sociales distintos y no pueden atacarse de la misma forma. Por ejemplo, tanto en Ayotzinapa como en Noxchitlan, el ejercito intervino en los conflictos, actuando de la misma forma represora que caracteriza al actual gobierno federal, generando con sus acciones un conflicto social severo para los mexicanos.

Conforme a lo anterior, podemos concluir que la gendarmería nacional, el mando único policiaco y en general la militarización de los cuerpos policiacos son estrategias superficiales para solucionar los problemas de seguridad por los que traviesa México, un policía de la frontera requiere de distinta capacitación que un policía que combate el narcotráfico, por lo que una política pública encaminada a la unidad de los cuerpos policiacos generará ingobernabilidad.

En este sentido, ante el evidente fracaso del gobierno para restaurar la paz social, surge la necesidad de que exista un cambio de rumbo en materia de seguridad, el proyecto de la gendarmería nacional simplemente no funcionó y a falta de policía seria, más bien de políticos capacitados en el tema, la inseguridad continuará creciendo en todo el territorio nacional de forma descontrolada de la mano de los grupos de autodefensa que no han dejado de existir.

México, está en crisis no por sus instituciones, no por sus leyes, no por sus policías, no por su pueblo; sino por sus políticos corruptos, los esfuerzos del gobierno federal para combatir la corrupción y la delincuencia son un intento de curar un cáncer con una aspirina. Al Presidente Peña Nieto le urgen cambios en materia de seguridad, han fallado todas las estrategias, cada día estamos peor y esta situación está arrastrando a nuestro país a un colapso generalizado de todos los sectores del Estado.
Saludos
Mario Meneses

Renato Sales Heredia enviará al Congreso de la Unión una iniciativa para dignificar a las #policías municipal, estatal y federal con mejores #salarios


Renato Sales llama a los directivos de la CNS a trabajar por el bien del país y de los mexicanos

Jorge Sánchez, reportero | | Jue, 27/08/2015 – 20:46

Foto: Jorge Sánchez, reportero.

México.- Tras realizar un recorrido por las Instalaciones de la CNS, Sales Heredia, se reunió  en privado con sus colaboradores a quienes les dijo que el único deber de los servidores públicos de la Institución, de la Policía Federal y de la Gendarmería, es seguir sirviendo a los mexicanos con lealtad, honradez y profesionalismo, con una política clara y transparente

El titular de la Comisión Nacional de Seguridad, estuvo acompañado por su equipo más cercano, entre ellos Héctor Ramos Aguilar, director de atención a medios de comunicación.

Renato Sales Heredia, licenciado en Derecho por la Universidad Iberoamericana con estudios de Maestría en Filosofía en la Universidad Nacional Autónoma de México. Tiene un diplomado en derecho constitucional y ciencia política por el Centro de Estudios Constitucionales de Madrid y una diplomatura del máster en derecho penal por la Universidad Autónoma de Barcelona.

Fue secretario de Juzgado en la sección de procesos penales federales y la de Amparos, secretario proyectista de tribunal colegiado y asesor del director general de amparos de la PGR.

También se desempeñó como coordinador de asesores del subprocurador de Procesos y como coordinador de asesores del procurador, además de ser subprocurador Jurídico y de Derechos Humanos y de Averiguaciones Previas Centrales, de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal; fue asesor del Oficial Mayor del Gobierno del Distrito Federal, subdirector del Instituto de Cultura.

Así como Procurador General de Justicia del Estado de Campeche y Subprocurador de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo de la Procuraduría General de la República. Hasta este jueves 27 de agosto, se desempeñó como Coordinador Nacional Antisecuestro.

Ya como Comisionado Nacional de Seguridad,  Renato Sales Heredia enviará al Congreso de la Unión una iniciativa para dignificar a las policías municipal, estatal y federal con mejores salarios que se traduzcan en mejoras en el combate a delitos de alto impacto entre ellos el secuestro, por lo que la iniciativa pretende modificar el Artículo 123, apartado B, fracción 13 de la Constitución y acabar con la corrupción y los abusos de poder por parte de servidores públicos, principalmente con el debilitamiento de las Procuradurías Generales de Justicia en relación con la Secretaría de Seguridad Pública.

El hasta este jueves zar antisecuestros, sostiene que las mayores tragedias que se viven en materia de seguridad pública es que la policía no es respetable ni respetada, por lo que advierte que si se quiere transformar al país en materia de seguridad pública, debemos cambiar el trato laboral a policías.

De acuerdo a la iniciativa, se debe modificar el Artículo 123, apartado B, fracción 13, que señala el funcionario, “trata desde nuestra Constitución con minusvalía laboral a nuestros fiscales, a nuestros policías y a nuestros peritos”.

La propuesta también incluye la creación de un padrón y control de ex policías que han sido dados de baja por actividades irregulares y por sus vínculos con organizaciones delictivas, ya que hoy día no se sabe dónde están, ni que están haciendo, lo que a decir de Sales Heredia es preocupante.

Incrementar el salario para hacer lo digno y verdaderamente remunerador para una profesión tan complicada, tan riesgosa, pero también hay que dignificar la labor del policía y rodear de prestaciones su labor, señala la iniciativa.

Sales Heredia considera que se debe consolidar una verdadera transformación en materia de seguridad pública y garantizar el bienestar de la sociedad, así como garantizar mejores condiciones laborales de los policías de nuestro país desde la Constitución, a fin de contar con profesionales de vocación.

Fuente: www.enfoquenoticias.com.mx

Saludos

@Mario Meneses_

Seguridad Personal y Profesional