Archivo de la etiqueta: Homicidio

La Amenaza del Machismo #Homicidios


Anuncios

¿Subieron los #homicidios porque los jueces liberan a personas detenidas con armas? Renato Sales


El comisionado Nacional de Seguridad, Renato Sales, dijo que aumentaron los homicidios con el nuevo sistema de justicia penal y la liberación de detenidos con armas, pero los datos demuestran que su argumento es falso.

El récord de homicidios que se alcanzó en mayo de este año se debe a que, con el nuevo sistema de justicia penal vigente desde junio de 2016, los jueces liberan a quienes son detenidos con armas, y tras ser liberados cometen ese delito, según el comisionado Nacional de Seguridad, Renato Sales.

El funcionario lo explicó así en entrevista con Ciro Gómez Leyva el pasado 22 de junio, y éste se ha convertido en el argumento del gobierno federal para justificar el aumento de la violencia en el país.

Sin embargo, no existen datos públicos oficiales que sostengan esa afirmación. Además, El Sabueso verificó que el aumento en los homicidios ocurrió antes de la entrada en vigor del sistema penal. El argumento del Comisionado Nacional de Seguridad y el gobierno federal es Falso.

El nuevo sistema de justicia penal

El 18 de junio de 2016 el Sistema Penal Acusatorio entró en vigor en todo el país. Con dicho sistema, la prisión automática (oficiosa) sólo se aplica para seis delitos considerados graves, entre los que no se encuentra la portación y/o posesión de armas aún cuando sean de alto poder.

Así quedó establecido en el artículo 19 de la Constitución.

Según Renato Sales, eso provoca que criminales y homicidas queden en libertad: el funcionario dijo que con el nuevo sistema solo 1 de cada 100 personas detenidas con armas permanecen en prisión.

Pero hasta ahora, el gobierno federal no cuenta con datos que respalden dicha afirmación, y tampoco hay información pública disponible. Este viernes 23 de junio, en el programa Atando Cabos de Denise Maerker, se le preguntó al comisionado de Seguridad, Renato Sales, la cantidad de personas que cometieron homicidio y que antes fueron detenidos y liberados por posesión de armas, y reconoció que no tenían ese dato disponible.

Y hay más.

El Sabueso revisó las estadísticas oficiales sobre la incidencia del homicidio doloso, y confirmó que el repunte de los homicidios comenzó desde el año pasado, mucho antes de que entrara en funcionamiento el nuevo sistema de justicia penal en todo el país.

Entre enero y mayo de 2016 se registraron 7 mil 656 averiguaciones por homicidio doloso que, comparadas con las 6 mil 718 averiguaciones de homicidio del mismo periodo de 2015, dan un aumento de 14% en los asesinatos en el país.

Si se hace el cálculo por tasa, los homicidios crecieron de una tasa de 5.5 casos por 100 mil habitantes de enero a mayo de 2015, a una tasa de 6.2 asesinatos en el mismo periodo de 2016.

Todo ello sin el nuevo sistema penal

Si hablamos solo de mayo de 2016, el mes fue suficientemente malo en homicidios sin que entrara en vigor el nuevo sistema. Los mil 736 homicidios registrados en ese mes significaron un incremento del 18.3% de los homicidios, respecto a mayo de 2015.

Por otro lado, sólo en el caso de la Ciudad de México, El Sabueso publicó el pasado 3 de abril un análisis de una frase del Jefe de Gobierno Miguel Mancera que sostenía —al igual que Sales— que los delitos en la capital iban en aumento porque más presos han alcanzado la libertad, a causa del nuevo sistema de justicia. Sin embargo, no se encontró relación entre los delitos en la Ciudad y la población penitenciaria.

Debido a que el gobierno no tiene datos que sostengan su hipótesis de que la violencia sube por delincuentes liberados, y a que los datos de homicidios evidencian que el repunte en asesinatos inició desde antes de que entrara en vigor el nuevo sistema penal, El Sabueso concluye que la frase de Sales es Falsa.

Fuente: www.animalpolitico.com

Saludos

Mario Meneses

Mentes criminales… ‘made in Spain’


Juan Enrique Soto, en el centro, junto con su equipo de la Policía Nacional

8 JUN. 2017

La Guardia Civil fue pionera al contar con estos profesionales desde 1994

Su función es elaborar un perfil para orientar las investigaciones

“Papá, mamá, quiero ser perfilador criminalístico“. Esta conversación imaginaria ya no es extraña en España pues los análisis de conducta son cada día más fundamentales en las técnicas policiales. Una importancia que las series y la ficción han multiplicado hasta el infinito.

En Sin rastro (CBS), una unidad del FBI formada por psicólogos investigaba qué había sido de un desaparecido. En Hannibal (NBC), se asistía a la precuela del mítico profesor Lecter antes de El silencio de los corderos, así como su relación con el departamento de ciencias del comportamiento del FBI. Pero ha sido sin duda Mentes criminales (CBS) -y todos sus spin-off– la serie que ha catapultado la figura del perfilador policial. ¿Cuál es la realidad más allá de la ficción?

Es habitual ya que los jueces españoles consulten a los policías de la conducta, y así quedó plasmado en las Primeras Jornadas de Perfilación Criminal organizadas por la Universidad a Distancia de Madrid el pasado febrero. Se fían de su criterio y, por eso, les reclaman tanto en la instrucción como en el juicio.

De la mano de los dos líderes de las unidades de análisis de conducta de Policía Nacional y Guardia Civil EL MUNDO se adentra en su trabajo en España y las diferencias con las series americanas. Lo primero que destaca es que son grupos pequeños, casi una familia. En ambos casos son cinco personas y los dos tienen sede en sus comisarías centrales y actúan sobre toda España.

La Guardia Civil fue pionera en estas lides y tiene unidad desde 1994, mientras que la Policía Nacional lo tiene desde 2010. Tienen la maleta permanentemente preparada para ir allá donde sus compañeros les reclamen. Estos policías sólo actúan a demanda de los agentes que investigan el caso o a demanda de un juez; nunca motu proprio.

“Normalmente, nos llaman para homicidios o agresiones sexuales“, explica Andrés Sotoca, capitán responsable de la Sección de Análisis del Comportamiento Delictivo de la Guardia Civil. “Desde Desapariciones también nos reclaman porque, al final, muchas acaban siendo homicidios”, añade Juan Enrique Soto, inspector jefe de la Sección de Análisis de Conducta de la Policía Nacional.

Al contrario que la imagen que muestran las series norteamericanas, las mentes criminales españolas no hacen perfiles únicamente para encontrar al autor de un hecho sino que, principalmente, ayudan a sus compañeros en detenciones e interrogatorios.

Una vez han recibido las diligencias del caso que han elaborado sus compañeros, estos especialistas las analizan con otra mirada, la del experto en conducta. En concreto, son dos los agentes asignados en cada caso y, para evitar sesgos y conseguir que su análisis sea objetivo, trabajan por separado. “Estudiamos la información e intentamos aislar el comportamiento del autor en los hechos”, ahonda al respecto Sotoca.

Cómo elaborar un perfil

¿En qué se fijan para hacer un perfil? Profundizan en cuatro áreas: víctima, escena del crimen, modus operandi y autor o firma del criminal. Sobre todo ello, elaboran sus hipótesis mediante un método científico y en absoluto improvisado. Cada indicio se registra en tablas específicas según el área que le corresponda. “No nos inventamos nada, no ponemos nada por escrito que no tenga fundamento en algún dato del caso”, explica el responsable de la Policía Nacional, Juan Enrique Soto.

Por ejemplo, los perfiladores pueden ver con otra mirada una misma evidencia física: el arma del crimen. Lo que hace un agente ordinario es buscar huellas, pero un criminólogo investigará si se trató de un arma de oportunidad, de un objeto que estaba por allí “o si la llevaba encima, cosa que implicaría premeditación”, matiza Sotoca.

En una segunda fase, se entrevistan con las víctimas y se desplazan al lugar de los hechos, pero nunca son los primeros en llegar. He aquí una primera gran diferencia con la ficción. No son los psicólogos españoles los primeros en llegar sino los agentes de la zona; ellos levantan el cordón policial. “Llegar los primeros sería lo ideal”, dice el capitán Sotoca, “pero es muy raro”.

“En el caso Arriate, en el que una niña de 13 años desapareció, mientras tomábamos declaraciones a los menores apareció el cadáver. Es decir, estábamos in situ. Pudimos ver la escena del crimen y dimos un perfil concreto: el criminal era un joven de su entorno”. Y acertaron.

Pero un perfil da únicamente un prototipo de persona, no un individuo único. Las mentes criminales no dan nombre y apellidos, eso también queda para las películas. Tal como dice Sotoca, «la técnica sólo permite dar un circulo reducido en el que, luego, los investigadores podrán concretar quién es el autor. El perfil no va a servir para condenar a nadie sino para orientar». Un perfil que, al ser científico, luego se puede llevar a juicio. “Nuestros informes en tribunales son potentes y hemos logrado un 100% de condenas en los casos en que se ha usado”, asegura Soto.

Ayuda en el interrogatorio

Hasta aquí la tarea puramente de perfilado, esto es, la que se desarrolla cuando no hay autor conocido. Pero la mayoría de intervenciones que hacen estos expertos sirve para analizar la conducta de un detenido. Otra diferencia, las mentes criminales españolas no detienen, lo hacen los policías encargados del caso. Los expertos en análisis de conducta, como máximo, les asesoran a la hora de enfocar ese trámite.

“En la serie, ellos son los que ponen los grilletes y esto para nosotros es impensable. Una vez que entregamos la hipótesis nuestro trabajo acaba”, matiza Soto. Esto es así porque en Mentes criminales sus protagonistas hacen una doble función: la de perfilador y la de policía investigador, una licencia que se ha permitido la ficción, porque ni siquiera en Estados Unidos se trabaja así. “La serie está asesorada por el FBI”, cuenta Sotoca, pero su realidad no es ésa, trabajan como nosotros: hacen un informe y luego son los investigadores los que detienen.

¿Cómo ayudan en el interrogatorio de un detenido? Puede ser en persona, como hace la Guardia Civil, o a distancia. La Policía Nacional se conecta por ordenador con sus compañeros y ve por webcam cómo se produce. “A través de un chat interno vamos dando indicaciones al interrogador” cuenta el inspector jefe Soto.

“Luego analizamos esa grabación, devolvemos a los investigadores nuestro análisis y les damos hipótesis sobre si el detenido está siendo sincero o no”, añade. ¿En qué se fijan? En el discurso y, sobre todo, en la comunicación no verbal.

La gran diferencia de los expertos en conducta españoles con los norteamericanos está en el tipo de criminal al que se enfrentan. ¿Por qué se inventaron la figura de perfilador en EE.UU.? “Ellos tenían un problema grave de asesinatos en serie y tuvieron esta idea, que les ayudó”, asegura el responsable de la Guardia Civil. Aquí, los asesinos en serie son una rareza.

Por eso, la manera de perfilar es diferente. “Como máximo, en España hay un asesino en serie cada cinco años», dice Sotoca. Su colega de la Policía Nacional, Soto, le da la razón: “El FBI tiene una base de datos tan grande que, cuando aparece un asesinato nuevo, el sistema les devuelve la hipótesis del perfil más probable.

Lo único que ellos hacen es comprobar si el perfil estadístico de la máquina encaja con el crimen”. En España, en cambio, se trabaja caso a caso. Y en el resto de Europa los agentes trabajan de manera similar a la española.

¿Beneficio o perjuicio?

¿Y el hecho de que estas series expliquen el trabajo de los expertos, les beneficia o perjudica? Para el inspector jefe Soto, lo malo es que se genera una imagen que no se corresponde con la realidad, así como “el prejuicio de ser muy peliculeros y que, en un juicio, el abogado defensor del criminal intenta colgarnos. Pero nosotros lo desmontamos rápidamente al demostrarles que nuestro trabajo es riguroso y científico”, asegura.

El capitán Sotoca cree, en cambio, que más que la ficción les perjudican los programas informativos que dan demasiadas pistas sobre las investigaciones. Pone como ejemplo el reciente show mediático alrededor del caso Diana Quer. “No sólo nos pasa a nosotros sino que en Reino Unido hay estudios que demuestran que, ahora, la gente sabe tanto de técnicas policiales que limpia las escenas del crimen o comete violaciones con preservativo para no dejar huella de ADN”.

La parte positiva es la inmensa marea de vocaciones que se está generando. Los dos jefes de conducta españoles saben que, cuando van a una universidad a dar una charla, a la salida van a tener una cola de alumnos preguntando qué hay que hacer para ser como ellos. De hecho, la mitad del equipo actual de análisis de Policía Nacional son personas a las que su hoy jefe despertó la vocación en una charla en la facultad. Pero no es fácil. Además de ser psicólogo o criminólogo, para trabajar en ciencias del comportamiento hay que ser, obviamente, policía. Es decir, se trata de una doble carrera. El país está en buenas manos porque todas nuestras mentes criminales tienen másteres y doctorados en psiquiatría. Así que si su hijo le dice “mamá, quiero ser perfilador” vayan avisándole de que va a tener que estudiar bastantes años.

Los perfiles, caso a caso

José Bretón, 2011 (Policía Nacional). Para el parricida de Córdoba, fue el juez el que les pidió que analizaran desde su perspectiva de expertos en conducta las grabaciones de los interrogatorios en el juicio antes de dictar sentencia. Quería saber cuándo mentía y cuando no.

Pederasta de Ciudad Lineal, 2013 (Policía Nacional). Hicieron un perfil al interrogar a una de las niñas violadas que indicó que el hombre sudaba mucho. Expertos médicos les dijeron que una persona sigue sudando como máximo hasta 30 minutos después de hacer ejercicio. Con ese radio temporal hicieron un círculo en el mapa alrededor del lugar del crimen y les salieron varios gimnasios. “Sabíamos que debía ser uno de barrio” dice Juan Enrique Soto. Sólo quedaba un local con esas características.

Marta del Castillo, 2009 (Policía Nacional). Los perfiladores entraron a trabajar con el sumario ya cerrado pero trabajaron con los fiscales para preparar los interrogatorios del juicio. Y también han colaborado en las diferentes búsquedas del cuerpo de la chica.

Gimnasio de Collado Villalba, 2008 (Guardia Civil). La mujer de la limpieza fue encontrada muerta en este gimnasio. Los criminólogos hicieron un perfil en el que dieron 10 características de las cuales el autor final cumplía nueve. El punto que falló: dedujeron que el asesino debía vivir cerca del lugar del crimen y eso era así pero en el momento de los hechos y no cinco años después, cuando se solicitó su apoyo.

Asesinato en Arriate, 2011 (Guardia Civil). Una niña de 13 años desapareció en este pueblo de Málaga y se encontró su cadáver en una caseta de piscina con el cráneo destrozado. El asesino fue un amigo suyo de 17 años al cual condenaron las evidencias físicas pero los perfiladores dijeron que tenía que ser alguien de su entorno y así interrogaron a los chicos. La pista: tapó la cara de la víctima con un trapo, seguramente para no tener remordimientos de ver a su amiga cadáver. Una señal de conducta clara.

Fuente: www.elmundo.es

Saludos

Mario Meneses

#DesigualdadSocial y carencia de oportunidades, principales causas del #Narcotráfico y del Crimen en México.


Desigualdad Social en México.

Ciudad de México, 6 de septiembre (SinEmbargo).– La desigualdad social y la carencia de oportunidades económicas son una de las principales causas del narcotráfico, homicidios, violencia y el crimen en general en México, según los resultados de un grupo de investigadores del Banco Mundial.

Por el contrario, la educación, el empleo y aprender de los países desarrollados son las soluciones ante tal problemática, refiere el estudio. De acuerdo con Hernan Winkler, economista y uno de los autores de la investigación, la desigualdad genera una sensación de injusticia entre los mexicanos en desventaja que les lleva a buscar una compensación por otros medios, incluyendo actividades criminales.

Y esa teoría también aplica para varias regiones de América Latina. “Cuanto más escasas sean las oportunidades económicas para los más pobres y mayor sea la brecha de ingreso entre pobres y ricos, los beneficios económicos de crímenes como robos o secuestros –que muchas veces terminan en homicidios- tienden a ser mayores”, refirió. En el estudio, llevado a cabo en 2 mil municipios de México, los expertos encontraron que las localidades con menos desigualdad tienen, en efecto, menos tasas de crimen.  Winkler dijo que también registraron que los municipios con mayor número de crímenes –sobre todo homicidios– fueron donde “los ricos se volvieron más ricos” y no donde se presentó un aumento de porcentaje de pobres. “Lo que nuestras investigaciones para México indican es que una distribución del ingreso más equitativa ha contribuido a mitigar la violencia a nivel municipal”, refirió Hernan Winkler.

De acuerdo con el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) la pobreza afecta a 53 millones de mexicanos. Según datos del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), mientras que el PIB per capita en México es de 8 mil 920 dólares, el ingreso promedio del 20 por ciento de la población rural más pobre es de 456 dólares al año. El estudio del Banco Mundial refiere que la evolución del crimen dependerá no solo de las condiciones socioeconómicas, sino también de otros factores como la efectividad de las estrategias para combatir al narcotráfico y evitar el reclutamiento de jóvenes en actividades ilegales.

Winkler aclaró que los tres órdenes de gobiernos deben seguir promoviendo el crecimiento económico y la implementación de políticas sociales para asistir a los hogares más vulnerables. “Es necesario mantener a los jóvenes en el mercado laboral y reducir los niveles de deserción escolar en la educación secundaria en algunos países para evitar que los adolescentes corran el riesgo de involucrarse en actividades delictivas.

También es útil aprender de la experiencia de los países desarrollados. Si bien no se ha podido identificar cual ha sido el factor más importante para explicar la caída del crimen, el uso de nuevas tecnologías por parte de las fuerzas de seguridad parece haber reducido significativamente la violencia en algunas grandes ciudades”, dijo. En febrero, el Banco Mundial publicó un análisis donde indica que en México no sólo persiste la pobreza sino que ha crecido la desigualdad. “Entre los países que destacan en la contribución a este estancamiento está México, donde incluso entre 2010 y 2012 hubo un alza en la desigualdad”, dijo George Gray Molina, economista senior para América Latina del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Este contenido ha sido publicado originalmente por SINEMBARGO.MX en la siguiente dirección: http://www.sinembargo.mx/06-09-2014/1109825. Si está pensando en usarlo, debe considerar que está protegido por la Ley. Si lo cita, diga la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. SINEMBARGO.MX

Saludos

@MarioMeneses_

#SemaforoDelictivo Nos ayuda a entender la delincuencia y la violencia en México.


 

El semáforo está diseñado para que todos podamos entender, evaluar y prevenir

 

  • ¿Qué es? Es una herramienta de rendición de cuentas, evaluación y análisis muy facil de entender. Nos ayuda a entender la delincuencia y la violencia en México.
  • ¿Para quién es? Para ciudadanos, observatorios, consejos, periodistas, analistas y autoridades.
  • ¿Para qué sirve? Para tomar mejores decisiones. Para exigir mejores resultados.
  • ¿Cómo lo hace? Compara a los Estados contra sí mismos y contra otros.
  • ¿Qué significan los colores?

Rojo = La estrategia NO está funcionando. Urge un cambio.

Amarillo = Hay una mejoría pero puede estar mejor. Es momento de replantear estrategias.

Verde = La estrategia es la correcta. Hay que mantenerla y reforzarla.

  • ¿Cada cuándo se actualiza? Cada mes.
  • ¿Cómo puede utilizarlos un Consejo u Observatorio Ciudadano? Comentándolo cada mes ante los medios de comunicación. Eso le pone presión a los gobiernos para que tomen mejores decisiones. Los sistemas fuertes son los que obligan a los gobernantes a implementar buenas estrategias y políticas públicas.
  • ¿Qué deben hacer los medios de comunicación? Difundirlo, analizarlo, comentarlo cada mes.
  • ¿Qué deben hacer los ciudadanos? Conocerlo, difundirlo entre sus amistades, participar en la Encuesta de Inseguridad para tener más y mejor información.
  • ¿De qué datos se alimenta? De las denuncias ciudadanas que se presentan ante cada Procuraduría General de Justicia en los Estados y se envían al Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad.
  • ¿Las Procuradurías Estatales reportan bien sus datos? Algunas lo hacen mejor que otras. Eso es lo que queremos observar y exigir.
  • ¿Todos los delitos se denuncian? No, hay unos que se denuncian más que otros. Homicidio y Robo de Auto son los que más se denuncian. Violación, Secuestro y Extorsión son los que menos se denuncian. Eso es lo que se conoce como cifra negra: lo que no aparece en los datos.
  • Participa en la encuesta. La encuesta sirve justamente para complementar los datos y entender mejor cada delito.
  • ¿Puedo publicar los datos del Semáforo Delictivo? Sí para eso está diseñado, pero debes citar la fuente: http://www.semaforo.mx o semaforo.com.mx El nombre de semáforo está registrado a nombre de su creador RRS y Asociados, S.C. y protegido por ley.
  • ¿Es de gobierno? No, es de y para los ciudadanos. Se alimenta de encuestas y denuncias ciudadanas.
  • ¿Quien paga el semáforo? Ciudadanos y empresarios mexicanos.
  • ¿Hay semáforo delictivos municipales o con más detalle? Sí, algunos Estados como Sinaloa, Nuevo León o Sonora los tienen. Tienen un costo, si deseas informes puedes enviarnos un correo a prominix@gmail.com
  • ¿Dónde puedo publicar mis opiniones? Ponle Me Gusta a nuestro Facebook: Semáforo Delictivo y comenta las publicaciones.
  • Sigue nuestro Twitter: @semaforodelito
  • Usa el hashtag #semaforo
  • Mi estado aparece en verde en algunos delitos pero yo no estoy de acuerdo, mi precepción es que son muchos más.
  • Pueden ser varias razones: 1) Estás viendo el Semáforo Nacional Anual en donde los datos son del año pasado y la violencia se ha incrementado este año. 2) Aunque la incidencia es alta, es menor a años pasados y por eso aparece en verde 3) Las víctimas no están denunciando por temor o desconfianza a la autoridad. 4) La PGJ de tu estado no está reportando completos los datos al SESNS.

  • Proyecto Social. El Semáforo es un proyecto social pagado por ciudadanos.
  • El Semáforo no es nuestro. Es de la comunidad; se nutre de denuncias ciudadanas valientes y de esfuerzos de transparencia de autoridades responsables, nosotros solamente intentamos hacerlo entendible.
  • Intención: la paz. El Semáforo tiene una intención sencilla: La paz para México.
  • Resultados. Tenemos que sacudir al sistema a través de la rendición de cuentas para reducir la corrupción y la ineficiecia de gobierno.
  • Experiencia. El semáforo ha generado varias historias de éxito como la de Sonora o Nuevo León. Ver libro Entre el Orden y el Caos
  • Diagnóstico actualizado. El Semáforo es interactivo y se actualiza mes a mes.
  • Solicitud Ciudadana. Es algo que nos han solicitado con insistencia Observatorios Ciudadanos de varios estados.
  • Tú puedes ayudarnos compartiendo y comentando el semáforo.
  • Expertos ciudadanos. Los ciudadanos no somos expertos en seguridad pero sí somos expertos ciudadanos: lo que nos interesa son los resultados.
  • Ayúdanos a hacerlo viral. Necesitamos que el Semáforo y la Encuesta se conozcan. Vamos a promocionarlo, pero eso no es suficiente, tiene más impacto cuando un amigo recomienda.
  • Redes sociales. Por ello, te pedimos que compartas la liga del Semáforo www.semaforo.mx que te sumes a nuestra página de Facebook Semáforo Delictivo y a nuestro Twitter @semaforodelito.
  • ¿Quieres un semáforo en tu municipio? Envíanos un correo a prominix@gmail.com 
  • Tu ayuda es importante. Queremos una comunidad con información y para ello necesitamos de tu ayuda.

Fuente: www.semaforo.mx

Un saludo

@MarioMeneses_