Archivo de la etiqueta: Infraestructura Critica

La #SeguridadPrivada en Europa


 

Hacia la integración operativa con la Seguridad Pública(*)

En estos comienzos del siglo XXI, la seguridad es la nueva estrella, principalmente en el ámbito institucional, ciudadano y corporativo, y los responsables se han hecho más visibles e importantes en todas las entidades. Eso conlleva nuevas exigencias a nivel profesional, puesto que se ha reconocido que la seguridad es algo más que disponer de sistemas, dirigir vigilantes, realizar investigaciones y resolver incidentes. Ya no basta con tener información y experiencia en sistemas de inteligencia y de operativa policial, es preciso poseer amplios conocimientos no sólo de gestión de la seguridad sino también de la gestión global, así como del entorno empresarial e institucional.

Manuel Sánchez Gómez-Merelo
Presidente de Grupo Estudios Técnicos (GET)
Director Europeo de la World Security Federation (WSF)
Director Secretaría Iberoamericana de Seguridad (SISEG)

En el plano de la seguridad global, los objetivos básicamente son: Prevenir los riesgos, garantizar la intervención, minimizar los daños o pérdidas, sistematizar las inspecciones y facilitar el apoyo y las ayudas exteriores, todo ello sujeto siempre al cumplimiento de la legislación y normativa vigente.

Sin embargo, ante la gravedad de los riesgos y las amenazas que nos ocupan, resulta obligada la integración operativa de la Seguridad Privada en la Seguridad Pública. Es necesario ya limar las diferencias y sumar esfuerzos, compatibilizando responsabilidades en algunos de los frentes, superando los obstáculos a la hora de compartir información, mejorando la confianza mutua y olvidando los desencuentros puntuales que en el pasado se han mostrado como barreras para la excelencia de ese trabajo en común.

NUEVOS RETOS Y EXIGENCIAS. Protección de las Infraestructuras Críticas

Esa integración operativa vendrá a facilitar las actuaciones necesarias para optimizar la respuesta ante los nuevos retos y exigencias de nuestro tiempo, como es el caso de la seguridad de las infraestructuras críticas y estratégicas, prioritariamente orientada hacia la protección contra agresiones deliberadas y, muy especialmente, contra ataques terroristas.En España, la gestión de estos nuevos desafíos está liderada por el Ministerio del Interior, y, sin embargo, la seguridad de las infraestructuras críticas y estratégicas exige contemplar actuaciones que vayan más allá de la mera protección material contra posibles agresiones o ataques, razón por la cual resulta inevitable implicar a otros órganos de la Administración del Estado, de las demás Administraciones Públicas y del propio sector privado.

Por Seguridad de las Infraestructuras Críticas y Estratégicas se entiende como el  proceso de identificación, análisis, evaluación, estudio, implantación y gestión de los riesgos, así como los recursos y medidas preventivas y de protección implementadas para reducir la vulnerabilidad en situaciones de desastre natural, sabotaje, vandalismo o terrorismo, principalmente.

En este sentido, ya se viene analizando la situación, desarrollando planes y dando algunos pasos para prevenir y actuar ante cualquier tipo de amenaza en sectores clave, críticos y estratégicos, como transporte, energía, sistema financiero y telecomunicaciones, lo que incluye escenarios como aeropuertos, estaciones de metro o terminales de ferrocarril o autobuses, seguridad vial, centros de control de refinerías, compañías de agua, gas y electricidad, centrales nucleares, hospitales, etcétera.

RIESGOS, AMENAZAS Y VULNERABILIDADES

Las nuevas amenazas que preocupan al mundo en nuestros días representan un reto no sólo a nuestra capacidad técnica y estratégica sino también a nuestra imaginación. Son una realidad para cuya identificación basta una lectura de los últimos informes de la ONU, los EE.UU. y la UE, que muestran que, si bien hay hechos diferenciales al respecto, nadie se atreve a clasificar dichas amenazas como especialmente novedosas, salvo en las formas de materializarse, su impacto y sus consecuencias.Cuando nos preguntamos sobre los riesgos y amenazas que tenemos que afrontar hoy de una manera global, destaca especialmente:

  • El Terrorismo, como una amenaza directa a la vida y a la seguridad;
  • Las Ciberamenazas, con aspectos significativos por la irrelevancia de las fronteras, la dependencia del ciberespacio o la débil legislación.
  • El Crimen organizado, como fenómeno transnacional y la vinculación de organizaciones criminales  y grupos terroristas.
  • La Inestabilidad económica, base de la conflictividad política y social con su impacto transversal.
  • La Vulnerabilidad energética, por su dependencia excesiva del exterior y la baja interconexión entre países.
  • La Proliferación de Armas de Destrucción Masiva, como grave amenaza a la paz y seguridad mundial por su dificultad de verificación y control.
  • Los Flujos migratorios no controlados, siendo algunos países como España un lugar de acogida con riesgo de radicalización extremista.
  • El Espionaje Industrial, con nuevo escenario en las TICs, en formas agresivas y con gran impacto.
  • Las Emergencias y catástrofes derivadas del cambio climático.
  • La Vulnerabilidad marítima, con sus actividades ilícitas y bases de suministro energético y económico.
  • Las Infraestructuras Críticas, como indispensables y sin alternativa, asediadas con riesgos múltiples;
  • Los Conflictos armados, como una amenaza capital para la seguridad, con necesidad de acondicionar las capacidades, organización y proceso de actuación de las Fuerzas Armadas a conflictos presentes y futuros.

Todos estos riesgos y amenazas globales en cada momento, lugar y circunstancias se verán afectados por aspectos claramente potenciadores, como son la pobreza, el uso nocivo de las nuevas tecnologías, las desigualdades sociales, el desequilibrio demográfico, el cambio climático, los extremismos ideológicos, etcétera.En resumen, la realidad es que los riesgos se han incrementado y sofisticado y, por tanto, hay una exigencia de mayor eficiencia y nuevas respuestas. Nuevas respuestas que requieren tecnología, eficacia y calidad que ha de ser percibida por el ciudadano.

NUEVAS DEMANDAS DE SEGURIDAD CIUDADANA
Hoy el concepto de seguridad tiene dos realidades objetivas:

  1. Seguridad es mirar al futuro con confianza y sin miedo en un entorno previsible y estable.
  2. La inseguridad está globalizada y la seguridad hemos de globalizarla de manera EFICIENTE, VALIENTE Y URGENTE

Los cambios político-sociales reflejan una organización social en crisis que involucra a individuos e instituciones y ha generado la necesidad de buscar e implementar nuevas herramientas y metodologías de protección que permitan al ciudadano crear una realidad confiable y tranquila para su vida personal.Las relaciones y articulaciones del crimen organizado en lo local, la evolución del terrorismo y su impacto social, la impunidad o incluso la inaplicabilidad de las normas vigentes, se suman e incluso alimentan la insolidaridad de la ciudadanía frente al entorno social.

La psicosis de amenaza se desprende de un problema central, en el que la delincuencia común, organizada al margen de la ley, es la más directa generadora del síndrome de afectación.

Lo cierto es que el miedo, la falta de una justicia eficaz y el aumento en el grado de violencia de los delitos incrementan la percepción de inseguridad de los ciudadanos.

La evolución hacia un sólido Sistema de Seguridad Ciudadana se fundamenta principalmente en un nuevo y amplio concepto de seguridad que permita prevenir riesgos y amenazas dinámicas, transversales y transnacionales que precisan de respuestas globales, integrales y modulares, en un entorno que está cambiando profunda y constantemente.

La realidad es que los resultados del modelo actual, de alto contenido represivo y escaso contenido preventivo, no han sido satisfactorios, y se hace evidente que con este modelo, de cuya obsolescencia hay muchos ejemplos, no se ha logrado disminuir la criminalidad ni la creciente sensación de inseguridad de la población en las principales ciudades, complicando el panorama el hecho de que los sistemas judiciales, policiales y penitenciarios siguen arrastrando serios problemas y deficiencias.

Dentro del imprescindible paquete de nuevas estrategias, necesario será contar con la vinculación de la ciudadanía si queremos asegurar su éxito, ya que su implicación tiende a promover mejores comportamientos sociales y a afianzar las relaciones Policía – Comunidad, orientando acciones preventivas que generen mejores prácticas entre la sociedad.

No obstante, en general, los servicios públicos y privados no han recibido la debida atención ni formación para facilitar la implantación de las medidas preventivas necesarias que, aunque ofrezcan resultados más lentos, suelen ser más productivas que los tratamientos correctivos en cuanto a costes, y más eficaces en el intento de lograr soluciones sostenibles a largo plazo.

EVOLUCIÓN DE LA SEGURIDAD PRIVADA
El presente y futuro de la seguridad privada tiene una serie de parámetros en juego como son la existencia de proveedores altamente especializados, clientes participantes e implicados en el proyecto, empresas flexibles y en evolución, tecnologías abiertas y reglamentaciones globales, así como alianzas entre especialistas públicos y privados, entre otros.

Las principales causas de crecimiento del sector de la seguridad privada son el proceso de externalización de las actividades de vigilancia, de las que antes se encargaban directamente las empresas o instituciones, las carencias de recursos en la seguridad pública en algunas regiones o países, la transferencia de las tareas que antes eran competencia de los servicios públicos de seguridad, y sobre todo, el desarrollo de nuevos segmentos de mercado con requerimientos de especialización.También el aumento de la percepción de inseguridad en la sociedad en general provoca una mayor demanda de seguridad por parte de las empresas, de las instituciones públicas y de los particulares.

SEGURIDAD PRIVADA EN  EUROPA
El mercado de la Unión Europea, según la Confederación Europea de Servicios de Seguridad (Coess) fundada en 1989 y constituida por 30 federaciones miembro y 2 miembros adheridos, 21 Estados miembros UE y un total de 28 estados emplea a más de dos millones de profesionales en más de 50.000 empresas en un entorno de mercados maduros y segmentados.

Un mercado de Seguridad Privada con una facturación anual de más de 24.000 millones de euros, con amplias relaciones y acuerdos de cooperación con la Seguridad Pública.Su evolución apunta principalmente hacia la adecuación de su marco normativo a la realidad del sector, una cooperación reforzada con las asociaciones profesionales y empresariales y un especial desarrollo en el ámbito de las infraestructuras críticas y estratégicas, además de una clara diferenciación con las “private military companies”.

NUEVOS RETOS Y TENDENCIAS PARA LA SEGURIDAD PRIVADA

La puesta en valor de una moderna Seguridad Privada va a derivar de cuánto hagamos para incentivar su potencial y competencias, equilibrar la oferta, incorporar áreas de especialización, integrar nuevas tecnologías, desarrollar una educación y capacitación profesional y formal, crear la especialización, ampliar la cooperación institucional, mejorar la imagen y conseguir una armonización internacional.De una forma general, las tendencias importantes se relacionan con la diferenciación de las estrategias empresariales, la significación de la cualificación de los servicios de seguridad y la identificación de las necesidades y demandas de capacitación especializada.

En el ámbito de los sistemas, las tendencias se manifiestan en la reducción de los costes y la inversión, la integración de los sistemas de vigilancia y control, el aumento de los controles en la gestión y el incremento de las soluciones para una demanda segmentada.

Por otro lado, las tendencias en los servicios de vigilancia se centran en una mayor exigencia de especialización, reducción del empleo de armas de fuego, desarrollo de nuevos servicios especializados y la amortización de servicios.

Todo ello, dentro de las nuevas oportunidades que presentan los servicios de asistencia inmediata; el monitoreo con análisis de imágenes, voz y datos; la vigilancia móvil y la supervisión contratada; la capacitación técnica especializada en seguridad; la localización e identificación de personas; la localización automática de elementos; la escolta de carga crítica y especializada; el incremento de la investigación privada; la protección de activos y expatriados; la gestión y protección de rutas, etc.

Crecientemente significativa es la demanda de una Seguridad Privada Especializada por segmentos de mercado o actividad como: los centros comerciales y grandes superficies; los edificios de oficinas y singulares; las instalaciones de la industria y la energía; las redes de transporte (ferrocarril,  metropolitano, carretera, aéreo y marítimo); las centrales nucleares y complejos petroquímicos; las instalaciones militares y de alta seguridad; los centros hospitalarios, los centros penitenciarios, etc.

SEGURIDAD ÚNICA, PÚBLICA Y PRIVADA
La Unión Europea considera esencial la cooperación entre la Seguridad Pública y una Seguridad Privada modernizada que, ni puede considerarse como un producto a ser regulado por el mercado, ni puede ser tratado como un monopolio del gobierno, aunque sí deberá seguir siendo una seguridad subordinada y complementaria de la Seguridad Pública. Por todo ello, resulta inevitable e irreversible la cooperación, en aras a la obtención del objetivo común de lograr proveer la seguridad global que necesitamos.

Una comunidad profesional cooperativa y única para la mejor prestación del servicio público de seguridad y vigilancia, y, para cuyo fin irrenunciable, el Estado puede delegar en los particulares y en las comunidades organizadas, siempre de acuerdo con el régimen establecido por la ley, y sin renuncia a sus prerrogativas ni obligaciones de cara al objetivo de lograr una seguridad ciudadana sostenible.Esa SEGURIDAD  CIUDADANA  fruto de la sinergia entre SEGURIDAD  PUBLICA + SEGURIDAD  PRIVADA habrá de sustentarse sobre las bases de la cooperación, la colaboración, la confianza, la transparencia y la profesionalidad, a fin de crear un clima permanente de implicación consciente y orgullo de pertenencia, compartiendo información técnica, facilitando unos flujos de comunicación profesionales y claros, y eliminando así las suspicacias y recelos que empobrecen las relaciones.

Los protocolos de actuación definidos por el Estado para mejorar la colaboración y potenciar la motivación pasan por:

  • Valorar y respetar el trabajo realizado.
  • Mejorar el trato y la información.
  • Potenciar la accesibilidad hacia la organización.
  • Facilitar información de interés policial (estadísticas de robos, “modus operandi”, etc.)
  • Proporcionar respuestas a sus preguntas.
  • Difundir servicios excepcionales.
  • Proponer para menciones honoríficas o premios.
  • Aproximación profesional al personal de seguridad privada.
  • Mantenimiento de reuniones periódicas con Directores y Jefes de Seguridad de las empresas, detectives privados y asociaciones.
  • Especialización de los funcionarios policiales.
  • Contacto permanente con la Sala de Coordinación Policial.
Una colaboración que va a ser alimentada por:
  • Apoyo a las iniciativas privadas de colaboración.
  • Incentivación de la motivación a colaborar del personal de seguridad.
  • Aprovechamiento de la colaboración y de la información.
  • Designación de interlocutores claros y abiertos permanentemente.
  • Gestión, registro y evaluación de la colaboración.
  • Puesta en marcha de una política de reconocimiento de méritos personales y profesionales.
RECOMENDACIONES FINALES
El presente y futuro de la Seguridad en Europa pasa, principalmente, por:

  • Integrar el sistema de gestión de la Seguridad Pública y la Seguridad Privada.
  • Potenciar una nueva visión común y una cultura de seguridad sobre la base de amenazas complejas.
  • Incrementar los recursos de análisis y liberarlos de viejas patologías y rigideces.
  • Desarrollar el esquema de gestión integral operativa de la seguridad.
  • Crear un espacio global de sostenibilidad para la Seguridad Ciudadana.
  • Acotar los márgenes de la misión y visión para una Seguridad Privada profesional y de calidad.
Y, para todo ello, ahora, es tan importante la imaginación como el conocimiento y la inteligencia.

(*) Conferencia impartida en el XII Congreso Internacional de la Federación Panamericana de Seguridad Privada (FEPASEP). Argentina 2014

Fuente: manuelsanchez.com

Saludos

Mario Meneses

Anuncios

Visita al CITRAM organizada por GET -Grupo Estudios Técnicos- — Manuel Sánchez Gómez-Merelo


El pasado 29 de junio GET organizó una interesante visita para alumnos de sus Cursos Superiores (Director de Seguridad en Infraestructuras Críticas, certificados por el Instituto Gutiérrez Mellado-UNED) al Centro de Innovación y Gestión del Transporte Público (CITRAM) gracias a la colaboración del Consorcio Regional de Transportes de Madrid. En primer lugar, Manuel Sánchez Gómez-Merelo, […]

a través de Visita al CITRAM organizada por GET -Grupo Estudios Técnicos- — Manuel Sánchez Gómez-Merelo

Protección de Instalaciones Estratégicas y Seguridad Corporativa en México.


Aeroview b.v. - Rotterdam

Publicado el por

Antes de hablar de protección de instalaciones estratégicas y seguridad corporativa, hemos de tratar con especial definición y rigor los riesgos e inseguridades, institucionales y empresariales, y todo ello, dentro del marco actual de inseguridad globalizada.

Como es sabido, las principales raíces de la inseguridad suelen estar en la pobreza, la injusticia, la impunidad, la corrupción, los Estados débiles o fallidos, las estrategias de desestabilización, y también en la falta de capacidad para entender y atender los problemas que generan las distintas inseguridades existentes en México, como son:

  • El contrabando de armas por el crimen organizado, como grave amenaza para la paz y seguridad, con amplias dificultades de verificación y control.
  • El trasiego de droga por carteles latinoamericanos en México, país de producción y trasvase de drogas.
  • El espionaje y sus nuevos escenarios de las TICs, con un planteamiento ciertamente agresivo y con gran impacto.
  • Las emergencias y catástrofes derivadas en muchos casos del cambio climático.
  • Las vulnerabilidades en infraestructuras estratégicas y críticas, con graves amenazas y actividades ilícitas, como el “ordeño” de gasoductos de Pemex.

Se conocen como Infraestructuras Estratégicas aquellas en donde descansa el funcionamiento de servicios esenciales y, como Infraestructuras Críticas, las definidas como el grupo de las Estratégicas cuyo funcionamiento es indispensable y no permiten soluciones alternativas.

Ambas se encuentran entre los principales objetivos y presentan un catálogo de riesgos y amenazas múltiples, principalmente, aquellas instalaciones que por definición son indispensables y sin alternativas inmediatas para la función de que se ocupan.

Para todo ello, hemos de definir e implementar un especial Modelo de Gestión de Riesgos constituido por un:

Marco SITUACIONAL con el Análisis de Vulnerabilidades y Amenazas y un esquema de Gestión Integral del Riesgo.

Marco ESTRATÉGICO, que integre los ejes de acción, alineación y la propia arquitectura de la seguridad.

Marco OPERATIVO, constituido por la Gestión de Riesgos y Amenazas, Planificación y Evaluación de la Gestión.

IMG_1346

Alineación con la Seguridad Corporativa

La protección de instalaciones estratégicas requiere en sí misma un planteamiento y alineación con la seguridad corporativa o institucional desde la base, o lo que es lo mismo, desde la identificación, análisis y evaluación de los riesgos, amenazas y vulnerabilidades vistos desde un enfoque global y tratados de forma integral e integrada en el propio funcionamiento personalizado en cada caso y circunstancia.

Así, comenzaremos por la configuración de un catálogo y mapa de los riesgos corporativos o de la organización, donde tendremos en cuenta:

  • Los Riesgos de la Actividad, aquellos que debemos asumir como explícitos.
  • Los Riesgos Financieros, como son los riesgos de mercado.
  • Los Riesgos de Liquidez.
  • Los Riesgos de Crédito, etc. que debemos gestionar y
  • Los Riesgos Operativos o de la propia organización, que debemos minimizar.

Con todo ello hemos de desarrollar el Sistema de Planeamiento y Administración de Riesgos, a través del desarrollo de:

  • Una específica Política de Seguridad.
  • Un Análisis de Riesgos y Amenazas.
  • Un Sistema de Requerimientos propio.
  • Un Diseño de la Arquitectura de Seguridad.
  • Un Desarrollo de Procedimientos y su implementación y
  • Un Control y Auditorias periódicas.

 jerarquizacion

Gestión Integral del Riesgo Corporativo

 Nuestra base de desarrollo y objetivo irreversible debe ser el planteamiento de una Seguridad Integral e integrada (física y lógica), a través de la aplicación de un método objetivo, una valoración equilibrada y un programa de decisiones de cobertura con una Organización de Seguridad en base a recursos humanos, internos y externos, permanentes y temporales.

Asimismo, contaremos con un proyecto de estudio y desarrollo de los Medios Técnicos de Seguridad, constituidos por los sistemas de protección contra la intrusión y agresión, los sistemas de videovigilancia y control, los elementos de seguridad pasiva y arquitectónica, los sistemas de control de acceso, las instalaciones de protección de las comunicaciones, información e informática.

Finalmente, todo ello requerirá de un programa de Medidas Organizativas con los correspondientes Manuales de Procedimiento y Auditorias, Planes de Emergencia y Contingencias, completado con unos Programas de Formación y Capacitación adecuados a la actividad y organización.

Todo ello, a la búsqueda del grado de seguridad adecuado, en equilibrio entre previsiones, costes y eficacias.

resiliencia

En este sentido, la protección de instalaciones estratégicas y seguridad corporativa requiere igualmente su incorporación al Programa de Seguridad Ciudadana, con una verdadera cooperación e integración entre la Seguridad Pública y la Seguridad Privada, cuyas bases de relación han de estar fundamentadas en la confianza, colaboración, transparencia y profesionalización.

Inteligencia y Seguridad Institucional

Como parte integrante de su Plan Director de Seguridad, toda actividad y organización corporativa o institucional estratégica requiere del desarrollo de un adecuado Plan de Inteligencia, basado y desarrollado a partir del esquema mínimo del Ciclo de Inteligencia, con una Dirección y Planificación de los objetivos, un Plan de Obtención de la Información, un Programa de Procesamiento y Análisis, así como su Plan de Difusión de la información elaborada para la correspondiente toma de decisiones.

Gestión de Crisis. Nuevos Paradigmas

La gestión de crisis requiere de nuevos paradigmas pero, sin perder el referente de que vivimos en una sociedad global, con los principales valores de la sociedad en cambio permanente, con incidencias importante por los avances tecnológicos constantes, con un desarrollo espectacular de las redes globales (en pleno desarrollo de nuevos mercados y actividades online) y una ruptura de fronteras en el ciberespacio (nuevos eventos de gran impacto global).

Como consecuencia, necesitamos pensar diferente pues la actual sociedad y sus inseguridades requieren de un punto de vista nuevo y diferenciador. Hemos de caminar hacia un pensamiento cuántico, que ha de ser creativo, intuitivo e inclusivo, y servir para romper nuestros hábitos, modelos mentales y paradigmas ya obsoletos.

Tenemos que contar con nuevos conceptos para su aplicación como la resiliencia del funcionamiento, tecnologías, recursos humanos, etc. siempre bajo unas nuevas dotaciones especiales de confianza e incremento de los controles para la mitigación de los riesgos y amenazas, teniendo especialmente en cuenta a los verdaderos actores de la crisis y su tipología derivada de su naturaleza u origen, su dinámica y tiempo de reacción, su amplitud, gravedad e impacto.

paradigmas

Para todo ello, precisamos definir nuestro Ciclo de Gestión de Crisis poniendo atención y medios en una preparación específica, planificación, diseño e implantación de la estructura de gestión, así como formación, capacitación, simulaciones, etc.

Es imprescindible un Plan de Prevención, análisis y gestión de riesgos, que desemboque en el establecimiento de los sistemas y protocolos de vigilancia y alerta temprana, como respuesta ante emergencias y contingencias, pero no se dará un estricto reconocimiento de la crisis y sus correspondientes sistemas de activación y respuesta, si no se tiene especialmente en cuenta la resiliencia, es decir, los procesos y tiempos de recuperación y resolución de impactos, su evaluación y revisión.

Plan Director de Seguridad

 Con una visión holística e integral, hemos de configurar el Plan Director de Seguridad dentro del marco legal correspondiente junto a la adopción de la normativa técnica armonizada donde los nuevos conceptos, las tecnologías y el “cloud” nos presentan especiales oportunidades.

 Plan Director que requiere igualmente una jerarquización dentro del marco institucional.

A modo de conclusiones

 La protección de instalaciones estratégicas y seguridad corporativa hace preciso, por tanto, una rigurosa identificación de los riesgos e inseguridades, su alineación con la propia seguridad corporativa o institucional, la aplicación de un programa de inteligencia y seguridad, la colaboración e integración de la seguridad pública y privada, el desarrollo de un plan de gestión de crisis y la elaboración e implantación de un Plan Director de Seguridad.

——
Resumen del ciclo de conferencias dictado en el Instituto Latinoamericano de Seguridad Estratégica en México (noviembre de 2015)

Fuente: manuelsanchez.com

Saludos

Mario Meneses

Que sectores están considerados Infraestructura Critica.


CNPIC – ¿Qué es una Infraestructura Crítica?

El concepto primario, el aspecto clave desde el que hay que partir, no es tanto la infraestructura en sí, sino la función que ésta desempeña o el servicio que presta. Es decir, son determinadas funciones las que, a nuestro juicio, merecen el calificativo de esenciales y a partir de ahí, mediante el estudio de las instalaciones, las redes y los procesos de trabajo por los que se desarrollan estas funciones, podremos determinar si alguna de las infraestructuras sobre las que operan reúne las características precisas para ser considerada de una manera especial.

En todo caso, la propia Ley PIC establece una definición oficial de lo que en España debe ser considerado como infraestructura crítica:

“Las infraestructuras estratégicas (es decir, aquellas que proporcionan servicios esenciales) cuyo funcionamiento es indispensable y no permite soluciones alternativas, por lo que su perturbación o destrucción tendría un grave impacto sobre los servicios esenciales”.

Nunca las infraestructuras han sido tan importantes y tan trascendentales para el normal funcionamiento de los servicios para la población y de los principales sistemas de producción como lo son ahora. No hay actividad humana en nuestras sociedades que no se encuentre vinculada o dependa, de una u otra forma, de algún sector estratégico, de los doce contemplados por la normativa española:

  • Administración
  • Agua
  • Alimentación
  • Energía
  • Espacio
  • Industria Química
  • Industria Nuclear
  • Instalaciones de Investigación
  • Salud
  • Sistema Financiero y Tributario
  • Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC)
  • Transporte 

Fuente.